Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy justificará el rechazo a revalorizar las pensiones para no ponerlas en peligro

El presidente sí admite una prima fiscal para los pensionistas de más edad

No habrá anuncios impactantes del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, sobre una mejora inmediata de las pensiones. No puede haberlos porque las pretensiones de la oposición y del colectivo de jubilados pondría en peligro la sostenibilidad y el futuro de las pensiones. Este es el argumento que utilizará hoy Rajoy en el Congreso para rechazar la revalorización de las pensiones según el IPC.

Pensionistas concentrados el lunes en Bilbao para protestar por las pensiones. En vídeo, las declaraciones del presidente.

Habrá hoy debate en el Congreso sobre las pensiones después de semanas de movilizaciones de los pensionistas en muchas ciudadades españolas, que tendrán su máxima expresión este sábado en una manifestación de jubilados de toda España. Los grupos parlamentarios de la oposición pedían este debate, pero el jefe de Gobierno, Mariano Rajoy, dio el paso de anunciar su comparecencia. En las horas previas, ha recabado información y argumentos para mantener un debate que empezará con la mano tendida al acuerdo pero que no es fácil que termine de la misma manera.

Sus postulados chocarán con las pretensiones de la oposición, aunque cada grupo presenta sus propios matices. La demanda de revalorizar las pensiones de acuerdo al IPC no será atendida por Rajoy. Ese criterio pondría en peligro la sostenibilidad del propio sistema, aseguran fuentes gubernamentales. "El presidente no se plantea golpes de efecto, ni ocurrencias pero sí está dispuesto a abordar medidas que garanticen las pensiones de hoy y del futuro", señalan estos mismos interlocutores. Sí se admite que el presidente remache la propuesta avanzada por el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, sobre una prima fiscal para los jubilados de más edad. Se trataría de una deducción en la cuota del IRPF para los que tengan en torno a 80 años y con una pensión media o alta. La medida irá a compensar "los costes inherentes" que soportan por la edad.

Ajustes de Montoro

Actualmente, los que cobran una pensión inferior a 12.000 euros no tienen que pagar impuestos. Además, el pasado otoño el Gobierno acordó con Ciudadanos que los contribuyentes con rentas inferiores a 14.000 euros estarán exentos, y que los que ganen menos de 17.500 también se les rebajará el impuesto. Así que la nueva propuesta afectará a un reducido número de pensionistas.

El Gobierno quiere volver al Pacto de Toledo

No será hoy cuando se tome ninguna decisión sobre las pensiones. El formato del debate que ha querido el Gobierno no permite presentar resoluciones y, por tanto, nada se votará. Quedará la declaración de intenciones. El jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, pedirá a los grupos que se trabaje en el Pacto de Toledo sobre propuestas realistas. Rajoy no tiene en su ánimo la voluntad de examinarse, sino que pedirá a los grupos que aporten propuestas y cómo financiarlas.

Esta propuesta queda lejos de las pretensiones de la oposición como hoy se apreciará en las intervenciones del PSOE, Unidos Podemos, Ciudadanos y los grupos nacionalistas. Aunque sus recetas son diferentes, la revalorización de las pensiones para no perder poder adquisitivo recorrerá los argumentos de todos ellos. Las pensiones deberían subir en 2018 un 1,6% para recuperar lo perdido en 2016 y 2017.

Podemos añadirá, además, la petición de suspensión del llamado factor de sostenibilidad que entrará en vigor en 2019 y que supondrá una merma de las pensiones paulatina porque se tendrá en cuenta la esperanza de vida para el cálculo de la prestación inicial. Esta propuesta viene de la reforma de las pensiones de 2013 (PP), que junto a las de 2011 (PSOE) marcaron un cuadro de rebaja de las pensiones. Este recordatorio lo hará hoy tanto Podemos como Ciudadanos.

Aunque la presión en la calle y en el Parlamento será máxima, el Gobierno no parece dispuesto a aflojar su actitud de contención. El nuevo ministro de Economía, Román Escolano, abundó en este espíritu al señalar que la sostenibilidad de las pensiones está ligada al crecimiento económico y a la creación de empleo.