Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las ofertas continuas obligan al comercio a unas rebajas más agresivas

El sector comercial se guarda las mejores promociones para intentar mantener el efecto llamada

Este domingo comienzan oficialmente las rebajas en las tiendas físicas, aunque la sensación es que se iniciaron hace semanas. La mayoría de marcas tienen carteles de descuentos colgados en sus escaparates casi desde el Black Friday (a finales de noviembre). Así, el tradicional chupinazo e inicio de la campaña de rebajas de enero, justo el día después de Reyes, se está difuminando por las promociones constantes. Pese a ello, el sector comercial espera que se mejoren los resultados del año anterior. Para lograrlo y diferenciarse las empresas se ven obligadas a hacer promociones más agresivas.

Rebajas en el centro de Madrid.
Rebajas en el centro de Madrid.

Una parte importante del sector comercial adelantó sus rebajas a inicios de año. Aunque muchos guardaron las mejores ofertas para las fechas tradicionales de la campaña, en la que serán más agresivos en sus descuentos para mantener la atracción de los clientes. “Las rebajas siempre han tenido un impacto enorme porque todos los comercios las hacían a la vez. Sin embargo, con tantas promociones durante todo el año, este efecto se puede difuminar”, asegura Isabel Cosme, vicepresidenta de la Confederación Española de Comercio (CEC).

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que aglutina a compañías como El Corte Inglés, Grupo Cortefiel o Carrefour, explica que las firmas se guardan ofertas por el interés comercial que genera: “Es un periodo muy importante para liquidar el stock que queda de final de temporada”. De esta forma, la campaña de rebajas que comienza este domingo gana peso tras una campaña otoño-invierno de ventas escasas por unas temperaturas más cálidas de lo habitual. Algo que desde la Asociación empresarial del comercio textil y complementos (Acotex) ven con recelo: “Estas rebajas serán muy buenas en números generales porque hay muchos artículos sin vender, pero será malo para los comercios que reducirán su margen de beneficios”, insiste Eduardo Zamácola, presidente de Acotex. Isabel Cosme (CEC) también alerta sobre la situación del sector: “Es preocupante que en un momento de crecimiento económico, los comercios solo luchen por mantener resultados”.

El Corte Inglés es uno de los ejemplos de cadena que guarda las mayores ofertas hasta después del 6 de enero. La cadena, que en la semana previa al día de Reyes tenía descuentos del 40% en más de 300 marcas de moda, arranca este domingo las rebajas en tienda con más de cuatro millones de productos en oferta. “Estas rebajas se mantienen como la campaña clave para El Corte Inglés”, afirman fuentes de la compañía.

Una estrategia diferente del grueso de las grandes marcas es la que sigue el grupo Inditex (Zara, Massimo Dutti y Stradivarius, entre otras firmas). En su caso, es uno de los pocos que resiste y no adelanta el inicio de sus rebajas en tienda física, aunque sí lo hizo en la venta online (arrancaron a las diez de la noche de este sábado). Una estrategia que también siguió El Corte Ingles, que inició las rebajas en sus tiendas electrónicas este sábado a las nueve de la mañana, aunque ya venía ofreciendo algunos descuentos.

Otro grupo de grandes firmas como Mango, H&M, Cortefiel, Women's Secret, Bimba y Lola, Asos y Zatro, entre otros, se desmarcaron y adelantaron sus rebajas. Estrenaron el 2018 con ofertas, tanto en sus establecimientos físicos como en sus tiendas online, para compensar el frenazo que sufrió el comercio en otoño. Sin embargo, defienden que el periodo tradicional de después de Reyes hasta finales de febrero será muy importante para sus cuentas. “Las fechas clásicas de rebajas serán claves, especialmente en el segmento premium del Grupo Cortefiel”, sostienen desde la firma.

Nuevo calendario

El sector comercial vive un terremoto y está en cambio constante para adaptarse a las nuevas tendencias de compra. Sobre todo por el auge del comercio electrónico (Amazon, por ejemplo, ofertará 1,7 millones de artículos estas rebajas) y el desembarco de macrojornadas de descuentos. “El Black Friday ha movido todas las piezas y desordenado las fechas de la campaña otoño-invierno, Navidad y rebajas. En España había unas fechas establecidas que este año no se han mantenido. Ha sido una campaña anómala, mucho más que el año pasado, y repercutirá en las cifras finales", alertan desde la CEC. Algo en lo que coincide el profesor de Economía de Icade Emilio González: “El calendario ahora lo definen las compras online, sobre todo el Black Friday, que marca el inicio de los grandes descuentos hasta Reyes”.

Pese a todos los cambios, las previsiones de las rebajas de enero son buenas. Desde Acotex son precavidos y esperan que la campaña mejore un 3% a la de 2016, aunque en el sector se espera un crecimiento de entre un 5% y un 10%. Estas diferencias se deben a la incertidumbre sobre cómo se comportarán los consumidores después de semanas con descuentos continuos. “Esperamos que el efecto llamada de las rebajas se mantenga, sobre todo en los primeros días, aunque luego decrezca”, dice Isabel Cosme.

Las tiendas tradicionales critican la libertad de las plataformas ‘online’

El crecimiento imparable del comercio electrónico vuelve a poner sobre la mesa el debate sobre las restricciones horarias de apertura en el sector comercial. En un contexto en el que las tiendas online compiten directamente con los establecimientos físicos, las primeras están en ventaja al estar disponible 365 días al año y 24 horas al día. “No tiene ningún sentido que se restrinja a los comercios los días que pueden abrir. Sobre todo en las grandes ciudades y en áreas turísticas”, afirma el profesor de economía de Icade Emilio González.

Existe un mínimo obligatorio a nivel nacional de aperturas disponibles en días festivos, situado en 10 jornadas. En este mínimo están hasta 12 de las 17 comunidades autónomas (Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla y León, Cataluña, Comunidad Valenciana, Extremadura, Galicia y La Rioja). Además, destaca la situación del País Vasco y Navarra, que se quedan por debajo de este mínimo amparadas en sus regímenes forales. En el caso contrario está la Comunidad de Madrid, que da libertad absoluta de horarios comerciales.

“El comercio ha entrado en una auténtica revolución digital con el ecommerce y está obligado a adaptarse”, defienden desde la Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged), que añaden: “Urge que los comercios físicos y las tiendas online tengan el mismo marco legal en materia de impuestos, horarios y derechos de los consumidores y los trabajadores”.

Desde la Confederación Española de Comercio (CEC) defienden sin embargo los límites de apertura comercial para permitir la conciliación familiar de los trabajadores. “Es bueno que se pueda abrir un domingo, como este 7 de enero, pero es innecesario, por ejemplo, los domingos de febrero. Hay que dejar vivir a los trabajadores del sector”, asegura Isabel Cosme, vicepresidenta de la CEC.

Más información