Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector cervecero espera cerrar el año con récord de ventas

La patronal de los fabricantes afirma que la incertidumbre en Cataluña ha lastrado las ventas en la segunda mitad del año

Una camarera sirve una cerveza en un bar de Madrid.
Una camarera sirve una cerveza en un bar de Madrid.

Los fabricantes españoles de cerveza vendieron 34,4 millones de hectolitros en España en 2016, lo que supuso un aumento del 3,4% respecto al año anterior. Este año, el sector espera dejar atrás esa cifra, lo que significaría, si nada se tuerce, superar los 35 hectolitros por primera vez desde que Cerveceros de España, la patronal del gremio, tiene registros. Para ello, las ventas tendrán que al menos mantenerse en el último trimestre del año, tras el parón que sufrieron en el tercero. Además, las exportaciones, que se han cuadruplicado desde 2006, también van camino de superar el máximo de 2,4 millones de hectolitros registrado el año pasado.

“Está siendo un año raro”, confiesa Jacobo Olalla, director general de Cerveceros, organización fundada en 1922. “En el primer semestre, la cosa fue bien, pero estamos notando una desaceleración en el segundo”, afirma. De hecho, según los datos de su organización, en el primer semestre, las ventas ascendieron a 17,2 millones de hectolitros, un 5,9% más que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, las cifras del tercer trimestre, aún provisionales, reflejan una ligera caída de las ventas, del 0,9%, hasta 10,45 millones de hectolitros. La patronal apunta como causa del descenso al excesivo calor del verano.

En todo caso, en los tres primeros trimestres, las ventas están un 3,1% por delante de las de los nueve primeros meses de 2016, con lo que, apenas repitiendo las cifras del último tramo del año pasado, 2017 se cerrará por encima de los 35 millones de hectolitros vendidos en España. En este sentido, la inestabilidad ocasionada en Cataluña por el desafío independentista no ayudó, según el director general de la patronal cervecera. “Sí, en octubre lo hemos notado mucho”, lamenta Olalla. Sin datos de su gremio, los cerveceros apuntan a una caída del 13% de las ventas de la hostelería en Barcelona en octubre respecto a un año antes. El dato es significativo, toda vez que la región que abarca Cataluña y Baleares representa un 20% de las ventas de cerveza en España. “Lo de Cataluña ha sido una mala experiencia, lo está siendo aún. Y el atentado también influyó. La cerveza es un sector muy sensible a [los cambios en] la sociedad”, afirma el directivo.

En el otro lado, Olalla confía en que la cifra de ventas al exterior de 2017 supere la de 2016. Por el momento, los datos del primer semestre así lo indican. “En los seis primeros meses, hemos exportado 1,4 millones de hectolitros”, afirma Olalla, así que si se mantiene la tendencia, la cifra de final de año estará cerca de los 3 millones. “No creo que lleguemos”, sostiene, pero celebra el auge exportador, que ha hecho que la cifra de ventas al exterior de 2006, 656.000 hectolitros, se multiplicase por 3,6 el año pasado, hasta casi 2,4 millones de hectolitros.

En el primer semestre de este año, Portugal ha sido el principal destino exterior de la cerveza española. Desplaza en el puesto a Guinea Ecuatorial, primer país comprador de cerveza española el año pasado, con 44,9 millones de litros. No obstante, destaca el crecimiento de las ventas a China. Si el año pasado fue el tercer destino exportador, con 39 millones de litros, en la primera mitad de año ya es el segundo. El tercero ahora es Reino Unido. “Es un orgullo que en Reino Unido, segundo productor europeo y un país con una gran cultura de la cerveza, la segunda marca más consumida sea española”, celebra Olalla, sin desvelar cuál es.

Parte de la culpa de esa popularidad tiene que ver con los millones de turistas que cada año visitan España —de hecho, el grupo más numeroso es el de británicos, 17 millones hasta octubre, según los últimos datos del INE—. Olalla destaca la importancia del turismo en el consumo de cerveza en España. “Puede suponer hasta un 20%”, afirma, y es, a su juicio, una de las claves de la recuperación que experimenta el sector desde mediados de 2013, junto con la climatología y el mejor ambiente económico. “La cerveza es popular y transversal y su consumo es un índice de la confianza del consumidor”, dice Olalla, señalando que en 2007 anticipó un trimestre la crisis y empezó a recuperar a mediados de 2013, un poco antes que el resto de la economía.

Más información