Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Directivos exponenciales

Esade se alía con la Singularity University en un programa para altos ejecutivos en Silicon Valley

Participantes en la primera edición del programa diseñado por Esade junto a la Singularity University.
Participantes en la primera edición del programa diseñado por Esade junto a la Singularity University.

Bienvenidos. Esto es Silicon Valley. La mayor concentración de personas que quiere seguir cambiando el mundo. Allí, Isaac Castro, con su start up Emerge, trabaja en digitalizar el tacto para poder tocar cosas a distancia gracias a los ultrasonidos. Castro dejó su cargo una gran multinacional para emprender su aventura de la mano de Singularity University (SU). Ahora forma parte, además, del plantel de profesores, ejecutivos, emprendedores y expertos que Esade ha reunido en colaboración con la SU para formar altos ejecutivos. Es un programa intensivo, en pleno corazón de Silicon Valley con especial énfasis en los avances de las tecnologías exponenciales que cambiarán la vida de los ciudadanos y los negocios de las empresas en los próximos años.

Robótica, inteligencia artificial, blockchain, industria 4.0, realidad virtual y aumentada, biotecnología... Son solo algunas de las paradas del Journey to business transformation, un curso conceptualmente diseñado como un viaje. En cierto sentido, un viaje al futuro. “La idea es tener el mejor programa del mundo en transformación del negocio. Es algo más que transformación digital, la transformación digital es la palanca para la transformación del negocio", explica Iván Bofarull, director de insights y nuevas iniciativas estratégicas de Esade y responsable del programa.

En él, los participantes utilizan herramientas de gestión como el análisis premortem, una especie de juego de rol para encontrar las debilidades estratégicas de las empresas o de sus proyectos, o se enfrentan al reto de diseñar una start up capaz de acabar con su propio negocio y de convencer a inversores de que apuesten por ella. También experimentan la realidad virtual o tratan de mover una especie de araña robot con su mente.

Un participante en el curso de Esade y SU intenta mover una araña robótica con el cerebro.
Un participante en el curso de Esade y SU intenta mover una araña robótica con el cerebro.

“Las tecnologías exponenciales ofrecen soluciones a problemas que hasta hace tan solo una década parecían irresolubles. La cadencia del cambio no aminora, sino que va acelerando el paso. Y, aunque ello puede abrumar a cualquier líder, también puede inspirarlo, si posee la mentalidad y las herramientas adecuadas. Es precisamente esto lo que hacemos: estamos creando una nueva generación de líderes que sean capaces de interpretar y aprovechar las posibilidades tecnológicas, para obtener unas oportunidades y unos beneficios increíbles”, explica Gregg Carey, director general de desarrollo de liderazgo en SU, que considera que trabajar con Esade permite “una propuesta de programa realmente única”. “Cada uno de nuestros centros tiene unas competencias que el otro no tiene. Y más que considerar esta situación desde una óptica competitiva, la vemos desde una óptica acumulativa, que nos permite crear algo que no existiría sin nuestra alianza”, dice Carey.

Un coste de 8.900 euros

Ese viaje hacia la transformación también incluye visitas a empresas de Silicon Valley y contactos con ejecutivos que protagonizan la disrupción digital. En el programa piloto, al que fue invitado EL PAÍS, se visitaron firmas como Google, Nvidia o Coursera y hubo encuentros con ejecutivos de Amazon, Netflix, Tesla o Walmart. “Las visitas a empresas están diseñadas con un sentido, tienen que ver con el desarrollo del programa, con el viaje de transformación que supone”, explica Bofarull.

Tras ese programa piloto, realizado la primavera pasada, Esade lanza una nueva edición en Silicon Valley del 22 al 26 de enero del año próximo. Es un programa exclusivo, con un coste de 8.900 euros que incluye el alojamiento y la comida durante los días del curso. Cada edición está dirigida a grupos de 20 a 35 personas. El curso también incluye un trabajo preparatorio previo para familiarizarse con las tecnologías exponenciales y un seguimiento posterior. “El programa está dirigido especialmente a altos ejecutivos de grandes empresas y a propietarios y altos directivos de empresas familiares”, explica Bofarull, que considera que el programa puede servir a los directivos, de alguna manera, para resetear el sistema operativo de sus empresas.

“En nuestro ADN como Esade está el contribuir a la transformación de las organizaciones. Es lo que hemos hecho durante décadas, ayudar a la transformación de las empresas, al principio simplemente con la modernización y profesionalización de la gestión, luego con la internacionalización, ahora vemos que el siguiente vector de transformación está en las tecnologías exponenciales y la disrupción digital”, añade Bofarull.

La inmersión permite a los directivos abrir la mente, palpar las nuevas tecnologías, tomar conciencia de que el cambio está acelerando, aprender a usar herramientas con las que liderar la transformación de las organizaciones y a desarrollar nuevos modelos de negocio.

Buena parte de las sesiones se desarrollan en el campus de SU, en el parque de innovación de la NASA en Silicon Valley, cuyo paisaje está dominado por la estructura de un gigantesco hangar para zepelines, del tamaño de seis campos de fútbol. Lugares como Cupertino, Palo Alto, Mountain View sirven de escenario al programa. “Hacerlo en Silicon Valley permite conocer de primera mano el epicentro occidental de la innovación tecnológica y acceder a una serie de experiencias que son posibles al estar ahí”, señala Bofarull. Que el camarero del servicio de habitaciones del hotel sea un robot ayuda a ponerse en situación.

La primera promoción

En el programa piloto del Journey to business transformation, que se desarrolló la primavera pasada en Silicon Valley, participaron ejecutivos de multinacionales españolas y extranjeras y de empresas familiares españolas. Asistieron, entre otros, directivos de Repsol, Vueling, Audi, CaixaBank, Ferrovial, Iberdrola, Gas Natural, Airbus, Dassault Systemes, HSBC, Bouygues Telecom, Total o Pfizer y de empresas familiares como Vicens Vives, Bodegas Torres o EPI Industries. Con la experiencia del programa piloto se han introducido algunas mejoras para la edición que se desarrollará en enero. Estas son las opiniones de algunos de ellos.

“Determinadas tecnologías que se están desarrollando de forma exponencial van a revolucionar el entorno empresarial y social por completo. El entendimiento de lo que las tecnologías exponenciales pueden suponer para tu negocio es fundamental, ya que tu capacidad de anticipación y adaptación ante sus efectos será determinante para tu continuidad o no en el mercado", señala María Cardenal, responsable de Innovación de Vueling. “Lo que te aporta es una experiencia a través de la cual obtienes una visión más profunda y un claro entendimiento de cómo van a irrumpir las tecnologías exponenciales en el ecosistema económico y te permite afrontar en mejores condiciones el reto de transformar tu organización para adaptarse a lo que viene, llegar a ser una organización exponencial y poder ganar en el nuevo entorno”, añade.

“Los avances tecnológicos y su aplicación permiten repensar las bases de funcionamiento de todos los sectores de actividad. Todas las organizaciones por grandes y consolidadas que sean van a afrontar crisis en este sentido próximamente. La adaptación al cambio va a ser una cualidad imprescindible para reinventarse. Me quedó grabada la frase: ‘Si no te gusta el cambio, odiarás la extinción”, señala Carlos Trenchs Sainz de la Maza, director de Empresas Tecnológicas e Inversores de CaixaBank.

"Vivimos en un mundo de cambios rápidos y constantes. El sector aeroespacial especialmente afronta muchos desafíos por la digitalización. Solo cuando entendamos el impacto real de la digitalización en nuestra compañía y en las personas, estaremos preparados para impulsar el cambio cultural necesario. El programa con ESADE fue emocionante, no solo por la sólida red de antiguos alumnos de ESADE en el valle, sino también por la variedad de representantes de empresas europeas que participan en diferentes mercados, empresarios y tamaños de directivos que están aprovechando las oportunidades de cambio ", añade Oliver Juckenhöfel, jefe de servicios en órbita y exploración de Airbus.

Más información