Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inversores y fondos no esperan un impacto dramático en la economía española por Cataluña

Fondos internacionales consideran que solo si la inestabilidad se prolonga en el tiempo habrá peligro

Un grupo de manifestantes en Barcelona.
Un grupo de manifestantes en Barcelona. Getty Images

Más de 90 grandes inversores y representantes de fondos de Venture Capital & Private Equity internacionales se han reunido este martes en Londres en el marco del encuentro Oportunidades de Inversión en España, organizado por la consultora EY y la Asociación Española de Capital, Crecimiento e Inversión (ASCRI), para analizar el atractivo inversor de nuestro país, y han señalado que la amenaza secesionista catalana no tendrá un impacto dramático en la economía española.

Según sus datos, en los primeros nueve meses de 2017 se ha batido el récord histórico de volumen de inversión de capital privado en España, que ha superado los 4.000 millones de euros, de los que  el 71% corresponden a fondos internacionales.

La crisis catalana ha planeado sobre la mayoría de las charlas de la jornada, aunque el mensaje, en líneas generales, ha sido tranquilizador: el impacto del desafío independentista en la inversión hasta el momento ha sido poco relevante. En ese sentido se pronunció Ignacio de la Torre, economista jefe de la firma de asesoramiento financiero Arcano: “El impacto real está siendo mucho menor de lo que sugeriría el alarmismo dominante. Si nos ponemos en un escenario hipercatastrofista en el que la economía catalana, que es una quinta parte de la española y crece al 3%, de repente bajara al cero, el impacto sería de 0,6 puntos en el PIB. De hecho, el gobierno ha bajado hoy la previsión de 2018 un 0,3%, que creo que es una buena estimación.

La situación va a afectar por supuesto a las inversiones en Cataluña, pero la inversión representa un 20% del PIB catalán, que es un 20% del PIB español, es decir, un 4% del PIB nacional; si en vez de crecer al 4% o al 5% se va a cero, impacta en una centésima del PIB nacional. Y partimos de un nivel de crecimiento tan fuerte que incluso en ese caso España seguiría siendo la economía occidental que más crezca por cuarto año consecutivo”.

Juan Luis Ramírez, presidente de ASCRI y socio fundador de la gestora de fondos de capital riesgo Portobello Capital, cree que la situación podría retrasar, que no paralizar, algunas inversiones: “Esto sencillamente puede poner en stand by algunas decisiones; no las más inmediatas, pero si es una decisión que puede esperar un mes, la gente espera. En las inversiones creo que no va a afectar en nada, pero la captación de fondos probablemente sí se vaya a parar un poco, porque son procesos de seis a doce meses, aunque luego remontará. Es lo que pasó cuando en España no hubo gobierno durante un año, todo se hizo en el segundo semestre”.

Futuro incierto

Que la situación actual no sea alarmante no significa que, si la inestabilidad persiste, en el futuro no se noten consecuencias más graves en las decisiones de inversión. Ninguno de los expertos consultados considera plausible un escenario con una Cataluña independiente, pero sí instan a la clase política a normalizar la situación cuanto antes.

Juan Leach, cofundador y socio gerente del fondo de capital riesgo Miura Private Equity, con sede en Barcelona, lo resume así: “Creo que la independencia es imposible, no tiene el suficiente apoyo. Pero una vez que esto pase, el gobierno español tiene que pensar qué hacer para conectar Cataluña y Madrid a largo plazo, porque juntas son mucho más fuertes”.