Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

S&P: “Los bancos están bien preparados”

"El proceso de independencia probablemente será muy perjudicial", advierte Moody´s

Turistas en la plaza de Cataluña de Barcelona
Turistas en la plaza de Cataluña de Barcelona EL PAÍS

Las agencias de calificación crediticia Standard & Poor´s y Moody´s han emitido este viernes sendos comunicados en los que mantiene la nota de los bancos españoles a pesar del incremento del riesgo por la escalada de tensión en Cataluña. Ambas analizan las perspectivas ante la escalada de tensión en Cataluña.

S&P se refiere a los bancos catalanes Sabadell y CaixaBank que han decidido trasladar su sede social de Cataluña a Alicante y Valencia, respectivamente. “Pensamos que los bancos están generalmente bien equipados para manejar las preocupaciones de los clientes y ofrecer soluciones para garantizar la estabilidad del negocio y retener a los clientes, por ejemplo, reordenar negocios fuera de Cataluña”, asegura la nota en referencia a los últimos cambios de domicilio social.

S&P considera que Cataluña seguirá formando parte de España y confía en que los bancos nacionales serán capaces de gestionar los desafíos de que surgen a raíz del aumento de los riesgos políticos, dos factores a los que la calificadora de crédito atribuye su decisión.

“En esta etapa, no anticipamos que los bancos tendrán que lidiar con importantes salidas de liquidez. Sin embargo, si este fuera el caso, nos consuela el hecho de que los bancos tienen actualmente amplios colchones de liquidez. Es igualmente importante para los bancos, en particular los que tienen vínculos con Cataluña, la búsqueda de medidas para para proteger sus filiales comerciales tanto en Cataluña como en el resto de España”.

Entre los posibles riesgos que puede ocasionar el clima de tensión política y social en Cataluña, la agencia de calificación advierte de un deterioro de la confianza en la región y una merma de la red comercial de las entidades, tanto en España como en Cataluña. Además, aprecia un entorno regulatorio, legal y monetario "incierto" si el Govern de la Generalitat declara finalmente la independencia de forma unilateral.

En el largo plazo, S&P avisa de que el desafío independentista podría "pesar" sobre las previsiones de crecimiento económico si no se resuelve el conflicto.

"En un entorno de incertidumbre creciente, la reacción natural de los hogares y las empresas es proteger sus ahorros", apunta la agencia. Respecto a una posible declaración unilateral de independencia en Cataluña, S&P reitera que podría llevar a "incertidumbre regulatoria, legal y monetaria" en la región, "lo que explica la decisión tomada el jueves por Sabadell de trasladar su domicilio social a Alicante desde Cataluña".

"La independencia será muy perjudicial"

La agencia de calificación crediticia Moody's cree que en el caso de que Cataluña declare su independencia de forma unilateral, la calificación de solvencia de España seguirá apoyándose en un grado de inversión debido a sus "significativas fortalezas crediticias", al menos en el corto plazo, según señala en un informe de actualización de mercado.

Al contrario, el impacto de la independencia sobre la calificación de Cataluña es "incierto". Según explica la firma, esta región tiene unas necesidades de refinanciación "muy altas" y su liquidez se ha debilitado "significativamente" en los últimos años.

En el caso de que la secesión finalmente se haga efectiva, Cataluña tendría que 'luchar' para poder acceder a los mercados financieros como estado independiente en un escenario de mucha incertidumbre. "El proceso de independencia probablemente será muy perjudicial, con unos riesgos operaciones muy importantes, así como con unas potenciales consecuencias financieras y económicas", señala Moody's.

Respecto a la relación de Cataluña con la Unión Europea, el director gerente de Moody's y coautor del informe, Colin Ellis, señala que se trata un marco de naturaleza "altamente incierta", donde también se incluye la incertidumbre en torno a la moneda que el nuevo país independiente utilizaría.

Asimismo, la secesión catalana tendría también implicaciones negativas sobre una amplia gama de emisores de cualquier región --aunque inicialmente tendrá un efecto relativamente limitado-- como bancos, empresas aseguradoras y otras compañías no financieras.

En este sentido, la firma estadounidense indica que a pesar de que los bancos domiciliados en Cataluña se reubiquen en algún lugar de España, como ya han hecho Sabadell o Caixabank, si tienen una exposición muy elevada a la región podrían verse afectados negativamente en caso de ruptura.

Las empresas no financieras, por su parte, también podrían verse afectadas pero de manera más limitada. De las 34 compañías calificadas por Moody's con una exposición material a España, solo cinco de ellas generan más del 10% de sus ingresos en Cataluña. En caso de secesión, se deberá evaluar la capacidad de resiliencia de esas empresas.

No obstante, 10 de las 34 empresas tienen su sede principal en la región, por lo que Moody's aconseja que, en caso de independencia y fundamentalmente aquellas que carecen de activos significativos en Cataluña, opten por reubicarse.

"Cataluña seguirá en España"

Por otro lado, Moody's apunta que la independencia de Cataluña podría generar turbulencias políticas en otras partes de España, pero también en otros puntos de la Unión Europea, si bien asevera que este riesgo "es muy pequeño".

Con todo, Moody's continúa confiando en que Cataluña seguirá formando parte de España y no se convertirá así en un Estado independiente, aunque es un escenario que "no puede ser descartado a largo plazo".

"A pesar de las tensiones entre el gobierno regional catalán y las autoridades centrales españolas, nuestro escenario principal sigue siendo que Cataluña seguirá formando parte del Reino de España", asegura Ellis.