Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Madrid rechaza de nuevo el macrocomplejo con casinos del grupo Cordish

El Gobierno de Cifuentes afirma que el juego se mantiene como la base del proyecto, ya que representa más del 63% de los ingresos

Área central de Live! Resorts Madrid incluída en el proyecto, con el hotel en el centro y a su izquierda, el casino.
Área central de Live! Resorts Madrid incluída en el proyecto, con el hotel en el centro y a su izquierda, el casino.

La Comunidad de Madrid rechazó este viernes, por segunda vez, el macrocomplejo con casinos del grupo Cordish, que se iba a construir en la localidad madrileña de Torres de la Alameda. El Gobierno de Cristina Cifuentes se reafirmó en su negativa por los mismos motivos que en la primera ocasión: no cumple con los requisitos para activar la figura de Centro Integrado de Desarrollo y se mantiene el juego como vía principal de ingresos.

“No hay casi diferencias entre el primer y el segundo proyecto. Por eso, somos coherentes y mantenemos nuestro rechazo”, explicó Engracia Hidalgo, consejera de Economía y Hacienda de la Comunidad de Madrid. El grupo estadounidense intentó conseguir la valoración positiva de la Comunidad con la inclusión de mayor espacio cultural, una playa artificial y asegurando la inversión total en infraestructuras. Al inicio, el grupo invertiría en dos plazos, solo garantizando unos 500 millones de euros iniciales. En el segundo proyecto que presentó, en cambio, ya aseguraba una inversión de unos 2.000 millones.

El Gobierno autonómico destacó que, pese a los cambios, el juego se mantiene como la base. En concreto, dos tercios de los ingresos llegarían del juego, según el plan de negocio presentado a la Comunidad, como adelantó EL PAÍS. Cordish argumentaba que la zona de casinos solo ocupaba el 10% de la superficie. En cambio, la Comunidad alega que lo importante es el plan de negocio. “Esto no se mide por la superficie, sino por los ingresos. En este caso, al quinto año, el juego supondría el 63% de los ingresos”, afirmó Hidalgo.

Cordish todavía no ha dado una respuesta oficial, aunque le notificaron este viernes la decisión. Hace unos días mantuvieron la última reunión con la Comunidad, de la que salieron confiados en sacar adelante el proyecto Live! Resorts Madrid. No se descarta que vuelva a hacer cambios y presenten un nuevo proyecto, aunque la Comunidad avisa: “Si se repite una propuesta similar, la decisión será la misma. En estas condiciones es inviable”, aseguró Miguel Ángel García, viceconsejero de Hacienda.

Con su segundo proyecto, Cordish tampoco ha podido acogerse a la figura de Centro Integrado de Desarrollo, que a cambio de cumplir una serie de requisitos urbanísticos y de negocio ofrece ventajas como el desarrollo en cualquier tipo de suelo, el otorgamiento de todas las autorizaciones exigibles y ventajas fiscales, entre otros. Una decisión importante para la Administración, ya que no podría volver a activar esta figura en 10 años. Por todo ello, el rechazo se fundamenta en que el proyecto no tiene “un impacto relevante, efectivo y duradero en el desarrollo económico, social y cultural”. Algo difícil de valorar de forma positiva, aseguraron fuentes del Gobierno, dado que los estudios presentados fueron insuficientes.

Estudios insuficientes

El Gobierno de Cristina Cifuentes destaca asimismo que el proyecto tiene deficiencias en los estudios de viabilidad. Uno de los principales problemas para la Administración es la imprecisión que existe en el análisis de movilidad. Según la consejera de Economía, con lo que se ha presentado no se puede conocer la necesidad de infraestructuras del transporte complementarias a las actuales.

Asimismo, el rechazo de la Comunidad de Madrid se basa en el escaso impacto cultural, al riesgo en la viabilidad del proyecto al considerar insuficiente las cifras de visitantes y de empleo, así como al impacto en el urbanismo y el medio ambiente de la zona. De esta forma, se repite la historia de Eurovegas, otro macrocomplejo que quería desembarcar en Madrid centrado en el juego, promovido por el magnate Sheldon Adelson.