Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno destinará 450 millones para ayudas al salario juvenil

Empleo se compromete con Ciudadanos a poner en marcha un programa piloto para complementar las rentas más bajas

El Gobierno está inmerso en las negociaciones de Presupuestos con Ciudadanos. Y una de las principales reclamaciones de la formación naranja es el complemento salarial, recogido en el acuerdo de investidura por un importe de 1.300 millones en 2017. Sin embargo, atendiendo a las restricciones presupuestarias, el Ministerio de Empleo rebaja la cuantía hasta los 450 millones, sólo los dedicará a un programa piloto de menores de 30 años e intentará financiarlo con fondos europeos.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.

Una de las medidas estrella de Ciudadanos es el complemento salarial, un subsidio para las rentas más bajas que se entrega a través del IRPF y cuyo coste inicial se estimaba en unos 7.800 millones al año. En definitiva, se trataba de la respuesta de la formación naranja al problema de la precariedad y su alternativa a la renta básica universal que planteaba Podemos. Pero precisamente este importe se antojaba un problema en un contexto de serias dificultades con el déficit público. Así que el equipo de Albert Rivera ha ido poco a poco reduciendo su cuantía. Ya en el acuerdo de investidura de Mariano Rajoy se rebajó a 1.300 millones con la posibilidad de ampliarlo en los años posteriores. Lo que de facto implicaba que había que restringir los fondos sólo a algunos colectivos muy determinados, como los jóvenes sin cualificación o los parados de larga duración.

En medio de las negociaciones para los Presupuestos de 2017, esta iniciativa vuelve a estar sobre la mesa. Ciudadanos reclama que se destinen cantidades superiores cercanas a los 1.000 millones de euros. Sin embargo, según confirman fuentes del Ministerio de Empleo, la cuantía del programa de 2017 será bastante menor, máxime cuando en ese año se presenta el enorme reto de rebajar el déficit en unos 15.000 millones.

Según fuentes del departamento de Fátima Báñez, el montante inicial ascenderá a los 450 millones. Al principio, sólo se dirigirá a un programa piloto para menores de 30 años. Conforme en los ejercicios venideros haya más fondos y se compruebe su éxito, se podrá engordar el presupuesto y ampliar los destinatarios, señalan.

Con tal de evitar cargarlo al déficit público, el Gobierno buscará financiarlo con fondos europeos del Plan de Garantía Juvenil. Lo cual implica que habrá que rediseñar la ayuda a fin de conseguir el respaldo pecuniario de la UE. Entre otros requisitos, Empleo tendrá que administrar directamente la ayuda, en lugar de gestionarla mediante la Agencia Tributaria o la Seguridad Social.

En fase embrionaria

Aunque todavía en una fase muy embrionaria y condicionado a la aprobación del Presupuesto, parece que el dibujo final no será exactamente el de un impuesto negativo como defiende Ciudadanos. Pero se parecerá mucho: con el objetivo de incentivar que se trabaje más, en principio la idea consiste en dar una ayuda cada vez mayor a medida que suba el salario. Aunque sólo hasta que se alcance un nivel de renta considerado suficiente. A partir de ahí, el subsidio se reduce gradualmente hasta desaparecer. Para erradicar abusos, también se baraja que el complemento salarial no sólo se ligue a la renta del beneficiario, sino también a la de su familia.

El PP y Ciudadanos han negociado además que los Presupuestos de 2017 dediquen 235 millones de euros a sufragar un aumento de dos semanas en los permisos de paternidad, lo que permitirá a los padres disfrutar de un total de cuatro semanas intransferibles y no obligatorias, según fuentes del partido de Rivera.

En la actualidad, las madres tienen derecho a una baja de seis semanas obligatorias, pueden disfrutar completamente o compartir otras diez con los padres, y estos tienen 13 días de permiso. El objetivo de máximos de Ciudadanos para la legislatura es ampliar a ocho semanas el permiso de paternidad y de maternidad, con otras diez semanas transferibles y a repartir entre ambos progenitores. Eso implicaba dedicar 400 millones solo el próximo año a que los padres tuvieran cuatro semanas más que ahora. Como la dotación presupuestaria para 2017 se ha reducido a algo más de la mitad de lo pactado (235 millones frente a 400), las partes han acordado frenar el ritmo de aplicación del acuerdo y que el permiso aumente en dos semanas y no en cuatro, lo que será sufragado por la Seguridad Social con cargo a Presupuestos.

Distintas fuentes del equipo de Rivera coinciden en elogiar a Báñez por evitar que las fricciones vividas entre los dos partidos durante las negociaciones del techo de gasto no hayan acabado en “guerra abierta”. En consecuencia, Ciudadanos ve en la ministra a su mejor interlocutor en el Gobierno y aplaude que anunciara el lunes la ampliación del permiso de paternidad, su objetivo de que la jornada laboral termine a las 18.00 horas, o la posibilidad de impulsar la mochila austriaca y el cambio de huso horario. Todas esas medidas están recogidas en el programa de Ciudadanos y en el acuerdo con el PP.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >