Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La crisis abre la brecha entre las grandes empresas y las pymes

La facturación de las grandes corporaciones subió un 17% de 2007 a 2014, mientras que en la pequeña y mediana cayó un 31%, según el Barómetro B4

Centro de distribución de Amazon en San Fernando de Henares.
Centro de distribución de Amazon en San Fernando de Henares.

La crisis económica ha abierto más la brecha entre las grandes compañías y las pequeñas y medianas empresas (pymes). La facturación de las primeras subió un 17% de 2007 a 2014, mientras que las pymes bajaron un 31% en el mismo periodo, según el Barómetro B4 elaborado por la escuela de negocios IESE, Informa D&B y Back to Basics Management presentado este jueves. En global, las ventas netas cayeron un 16%. Es decir, las pequeñas y medianas empresas, que representan el 99% de los negocios que hay en España, pierden terreno y competitividad con respecto a las grandes corporaciones.

La brecha del volumen de facturación de las grandes empresas con respecto a las pymes ha aumentado en 20 millones de euros anuales (de 112 a 132) de 2007 a 2014. Las pymes facturaban 1,4 millones al inicio de la serie, justo antes de que la crisis hiciera su aparición en España, mientras que en 2014 la facturación se quedó en 940.000 euros por compañía al año. Las grandes empresas han incrementado sin embargo su cifra de negocio de los 113,7 millones a los 133,4. En la primera parte del periodo analizado, de 2007 a 2009, las cifras de ambos grupos caían. Es ese año, 2009, cuando se produjo un punto de inflexión: desde entonces las pymes viven una caída más moderada (bajan un 1,46%); mientras que las grandes corporaciones remontan: suben su facturación en cinco años un 34,5%.

El estudio ha trabajado con datos de 1.223.746 empresas, que representan más del 90% del PIB español, según las cuentas entregada por las mismas en el registro mercantil. "Es información sin contaminación al no ser tratada previamente por ninguna administración", ha explicado Pedro Tort-Martorell, director de Informa D&B.

El empleo baja más en las pymes

En cuanto al empleo generado por las pymes y las grandes empresas, en términos globales, se ha reducido un 21%. La caída en este caso ha sido mayor en las pymes, que han bajado un 27% (1,5 millones de personas), frente al descenso del 8% (200.000 personas) de las grandes empresas. Además, en el número de empleados por compañía, las pymes bajan de nueve a siete por empresa. En las grandes corporaciones, sin embargo, la media de trabajadores sube de 317 a 338 de 2007 a 2014.

En el estudio por sectores, el comercio sigue siendo el mayoritario con un 45% del total de las ventas y una subida de cuatro puntos porcentuales desde 2007. El segundo en volumen es el sector industrial, con un 33% del total, aunque ha registrado una bajada de ocho puntos porcentuales en la serie. Las mayores subidas se han dado en el sector asistencial, que ha aumentado sus ventas en un 40%, seguido del sector primario, que se ha incrementado un 20%. A pesar de ello, en el volumen total del estudio solo representan el 1,05% y el 1,28% respectivamente.

El número de empresas en el sector asistencial y primario reflejan el crecimiento. En el primario, del 2007 al 2014 hay un 34% más de negocios, aunque la facturación por empresas cae un 7% en la serie. Algo similar ocurre en el sector asistencial: sube un 74% el número de compañías y cae un 16% la media de facturación por empresa. Si se mide por empleados, todos los sectores pierden trabajadores —un 21% de media— excepto en el sector primario, que sube un 2%.

Diferencia por comunidades

"La desigualdad entre pymes y gran empresa aumenta, lo que se traslada a las comunidades autónomas", ha asegurado Ricard Puigferrat, fundador de Back to Basics Management. La caída de la facturación del 16% en la serie se reparte así de forma diferente entre las comunidades autónomas. Las bajadas menos acentuadas se dieron en Madrid (un 3% menos) y País Vasco, donde decrece el 8%. El resto de regiones perdieron facturación por encima del 16%.

El caso de Madrid es donde más se nota la diferencia entre comunidades, que depende de la existencia de un mayor número de grandes empresas, así como de un tejido industrial y comercial más desarrollado.

La crisis abre la brecha entre las grandes empresas y las pymes ampliar foto

Más información