Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lagarde advierte de que el crecimiento aún necesita estímulos monetarios

El FMI insiste en revertir el sentimiento proteccionista en las economías desarrolladas

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, el pasado enero en Davos.
La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, el pasado enero en Davos. REUTERS

La política monetaria sigue siendo imprescindible para sostener la débil recuperación económica mundial, pero al mismo tiempo, está resultando poco efectiva para su otro gran papel, que el aumento de precios –la inflación- avance al ritmo adecuado, más fuerte que el actual. Este es el doble mensaje que el Fondo Monetario Internacional ha lanzado esta semana. Este miércoles, la directora gerente, Christine Lagarde, advirtió de que la acción de los bancos centrales “debe seguir siendo expansiva en este momento”.

En el discurso previo a las jornadas de otoño que el Fondo celebra la semana que viene, Lagarde repitió el mensaje que lleva años lanzando, porque la gran incertidumbre económica, en esencia, también lleva años inmutable. El mundo crece poco, la recuperación de la gran crisis de 2008 sigue siendo pobre, y ya no se sabe muy bien qué tecla tocar. Más bien, cuál no tocar, y esa es la de los estímulos monetarios.

"Algunos pueden discutir que mejores carreteras y aeropuertos, más redes eléctricas e Internet de alta velocidad son componentes esenciales de una infraestructura pública moderna. El escenario actual de bajos intereses supone una oportunidad histórica para llevar a cabo estas inversiones necesarias y para aumentar el crecimiento", dijo la jefa del FMI.

Lagarde volvió a advertir contra el sentimiento proteccionista que está ganando fuerza en economías desarrolladas como las de Europa o Estados Unidos. En el segundo caso, la campaña presidencial está poniendo sobre la mesa el enfado ciudadano contra una pérdida de empleo industrial que consideran consecuencia de acuerdos comerciales dañinos para los intereses de los trabajadores estadounidenses. El candidato republicano Donald Trump ha azuzado mucho este pensamiento, prometiendo desmantelar tratados como la Nafta (Estados Unidos, México y Canadá), pero también la demócrata Hillary Clinton ha admitido que ciertas políticas comerciales han creado perdedores en la clase media y necesitan revisarse.

“Debemos revertir la tendencia hacia el proteccionismo y recuperar un clima que ayuda a su reactivación, completando los acuerdos multilaterales y llevando a cabo reformas en servicios y otras áreas de la nueva economía, como la cooperación regulatoria y los derechos de propiedad intelectual”, dijo Lagarde. “Restringir el comercio es un caso claro de malas prácticas”, recalcó.

La directora gerente FMI señaló también que “si queremos mantener la globalización viva”, no hay otra alternativa que “asegurar que esta funcione para todos”. Así que el Fondo ve llegada la hora de repartir los frutos, eso que se ha dado en llamar “crecimiento inclusivo”. Para países como Estados Unidos, se trata de mejorar los sueldos mínimos, para otros,, invertir más en la formación de los trabajadores que han perdido –o van a perder- sus trabajos en plantas manufactureras.

Más información