Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hoy dejas de trabajar para pagar impuestos. Ahora lo harás solo para ti

Dos estudios, elaborados por organizaciones liberales, fijan a finales de junio el día a partir del cual un trabajador habría pagado los tributos del año

Hoy dejas de trabajar para pagar impuestos. Ahora lo harás solo para ti

Esta semana se produce el día de "la liberación fiscal", el día a partir del cual un ciudadano habría cumplido con todas las obligaciones tributarias del año. Un trabajador español medio dedica alrededor de 180 días de sueldo a pagar impuestos, según dos informes elaborados por sendas organizaciones de tendencia liberal. Para el cálculo de este periodo de tiempo se tienen en cuenta la cantidad que se paga en concepto de IRPF, IVA, cotizaciones sociales (incluyendo la carga del empresario), impuestos especiales, y tributos como IBI, tasas y otros gravámenes.

Un estudio publicado por la Fundación para el avance de la libertad y la Unión de Contribuyentes calcula que a partir del 30 de junio, los trabajadores españoles comienzan a trabajar para sí mismos. El think tank Civismo, otra fábrica de ideas liberales, rebaja el día de la liberación fiscal un día, pero advierte que existen amplías diferencias de hasta una semana entre las comunidades autónomas.

Un contribuyente español que empiece a trabajar a los 16 años, se jubila a los 65 años y llega a los 83 años de edad necesitará un total de 27 años de su vida para pagar todos los impuestos, según el cálculo realizado por Civismo. Esta organización concluye que el año de la liberación fiscal de este ciudadano medio será cuando cumpla los 43 años.

En cualquier caso, el día de la liberación fiscal, más popular en los países anglosajones, muestra que los tributos que más afectan a los bolsillos de los ciudadanos son las cotizaciones sociales (si se imputa al trabajador la carga de los empresarios) que requieren unos 102 días para pagarlas, el IRPF necesita 37 días para liquidarlo, el IVA (25 días), los impuestos especiales (11 días) y otros (cinco días), según el cálculo de ambas instituciones para un trabajador con un sueldo medio de 24.400 euros. "En total, dedica 181 días de su trabajo, el equivalente a 15.706 euros, a pagar a la Administración pública", sostiene la fundación, que recuerda que en realidad el coste laboral del trabajador medio asciende a 31.696 euros.

Ambas organizaciones cuestionan la opacidad fiscal porque las contribuciones empresariales a la Seguridad no figuran en el sueldo bruto. "Los trabajadores ignoran que la empresa aporta a la Seguridad Social el equivalente a 84 días de trabajo, unos 7.246 euros más del salario bruto".

Civismo estima, según sus cálculos, que el día de la liberación fiscal se producirá el 29 de junio. Es decir, a partir del próximo miércoles usted solo trabajaría para usted. Hasta entonces, todo lo que ha trabajado tendría que ir para las Administraciones Públicas. Ambas fundaciones observan amplías diferencias entre comunidades. Tanto Civismo como la Fundación para el avance de la libertad consideran que Ceuta y Melilla son los territorios donde antes llega la liberación fiscal, el 24 de junio, porque tienen menos impuestos. A continuación se sitúa La Rioja (27 de junio) y Canarias, Aragón y Murcia, donde los trabajadores habrían dejado de pagar impuestos el 28 de junio.

Hoy dejas de trabajar para pagar impuestos. Ahora lo harás solo para ti

Ambos estudios destacan que Cataluña, la comunidad con más carga triburaria, es donde más tendrán que trabajar los ciudadanos para dejar de pagar impuestos, hasta el 4 de julio. Esta fábrica de pensamiento liberal subraya que Navarra "se convierte en un infierno fiscal" para los contribuyentes que ganan más de 55.000 euros.

Diferencias de una semana

El dosier de Civismo señala que en la mayoría de las comunidades ha descendido en uno o dos dias el número de jornadas salariales dedicadas a pagar a Hacienda, a raíz de la rebaja fiscal que entró en vigor a inicios de 2015. "Sin embargo"; precisa, "en País Vasco y Navarra se ha dado un cambio a peor: los vascos pierden un día más de sueldo en concepto de impuestos y los navarros experimentan un descenso de dos días".

Los catalanes tardarían una semana más en alcanzar la liberación fiscal que los riojanos, según los cálculos de ambas organizaciones de ámbito liberal.

"Los impuestos son el precio que pagamos por vivir en la civilización. En la selva no existen". Esta frase pronunciada por el juez de la corte suprema de Estados Unidos Oliver Wendell Holmes y recogida por Francisco de la Torre, inspector de Hacienda, en el libro ¿Hacienda somos todos? refleja el objetivo final del sistema tributario. Así, los países con un mayor estado de bienestar —Dinamarca, Suecia, Finlandia y, en general, los países nórdicos— son los que tienen la mayor carga tributaria. Sin embargo, existen teorías económicas que defienden que los impuestos habría que rebajarlos al mínimo porque perjudican la actividad económica. Estas opiniones se asocian, generalmente, a partidos conservadores y en concreto a las alas más liberales de estos. Y olvidan que los impuestos están asociados a la prestación de servicios públicos como la sanidad, la educación, las pensiones, las prestaciones por desempleo o el pago de los intereses de la deuda pública, que representan cerca del 75% del gasto público de España, según datos oficiales.

Más información