Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sur se une contra el plan de Berlín para limitar los bonos en manos de la banca

La presidencia holandesa de la UE presenta a los ministros de Finanzas, que se reúnen hoy en Ámsterdam, un plan para limitar la deuda pública en manos de entidades

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, con el ministro de Finanzas italiano, Pier Carlo Padoan
El ministro español de Economía, Luis de Guindos, con el ministro de Finanzas italiano, Pier Carlo Padoan REUTERS

La presidencia holandesa de la UE presentará a los ministros de Finanzas, que se reúnen a partir de hoy en Ámsterdam, un plan para limitar las tenencias de deuda pública en manos de los bancos. Francia e Italia se han movilizado para frenar esa propuesta patrocinada por Alemania: España explicó ayer que se unirá al frente común con París y Roma, según fuentes de La Moncloa. El BCE subraya que Europa no puede aplicar ese plan sin un pacto global que está lejos de alcanzarse.

En varios países de la UE —casi todos los de la ribera sur—, los bancos tienen grandes porcentajes de deuda pública de sus respectivos países. De ahí que el sector financiero sufra en los mercados cuando hay problemas con los bonos soberanos, y viceversa. Berlín lanzó el pasado otoño una controvertida propuesta para limitar la deuda pública que pueden tener los bancos en sus balances, como medida destinada para reducir los riesgos derivados de ese fuerte lazo entre activos financieros y deuda soberana.

Tanto Italia como Francia se oponen con fiereza. España apuntó ayer que hará frente común para que el plan no salga adelante. Reino Unido ha subrayado que no se sumaría a los planes alemanes, lo que daría a la banca británica una clara ventaja respecto al resto del sistema financiero continental. “Esa no es, ni mucho menos, la propuesta definitiva. Quedan dos informes, uno de ellos del BCE. Se trata de una cortina de humo que esconde el auténtico debate: las reticencias de Berlín a avanzar en la unión bancaria, tanto con el fondo de garantía de depósitos común como en el de resolución”, explicaron fuentes españolas.

El plan que impulsan Berlín y la presidencia holandesa presenta cinco opciones: tres de ellas supondrían limitar o castigar las tenencias de deuda pública por parte de los bancos. Italia se ha movilizado para que no se apruebe. Fuentes europeas apuntan que lo más probable es que la propuesta se rebaje cuando se pacte un fondo de garantía más acorde con los deseos de los países acreedores, que pretenden también que el mecanismo de rescate europeo (Mede) no actúe como muro de contención para el fondo de resolución de bancos.

El presidente italiano, Matteo Renzi, asegura que vetará cualquier tentativa de limitar la tenencia de deuda pública a la banca. Y el BCE apuntó ayer las dificultades de esa propuesta, ante la posibilidad de generar un nuevo episodio de inestabilidad. “Europa no puede hacer nada en solitario: estos planes tienen que pactarse a escala internacional para asegurar un terreno de juego similar en todas partes”, apuntó en Fráncfort el vicepresidente Vitor Constancio.

Italia ha activado también otros debates. Renzi pelea para poner en marcha alguna fórmula de eurobonos para repartir los costes de la fuerte llegada de inmigrantes. Berlín lleva años negándose en redondo a esa posibilidad. Pero la Comisión trabaja también en esos eurobonos destinados a paliar los efectos de la crisis migratoria, según adelantó el Corriere della Sera, con una propuesta a la que ha accedido este diario y que pasa por poner en marcha una agencia europea capaz de emitir deuda común.