El G-20 actuará contra los países que no compartan la información fiscal

El grupo de países ricos y emergentes pide a la OCDE que identifique a los no colaborades

El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, llega a la cumbre del G-20 este viernes en Washington.
El ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schäuble, llega a la cumbre del G-20 este viernes en Washington.MANDEL NGAN (AFP)

Los países del G-20 se alertaron este viernes de que adoptarán “medidas defensivas” contra los países que no se unan al programa de intercambio automático de información fiscal. La cumbre de Washington estuvo marcada por la filtración masiva de datos de cuentas opacas radicadas en Panamá para evitar el pago de impuestos y por la constatación de lo frágil que es la reactivación económica global. Lo hecho hasta ahora no ha bastado para consolidar la recuperación o erradicar las malas artes tributarias.

Más información
El G20 admite que sus medidas no bastan para reactivar el crecimiento
Bruselas obligará a informar desde 2016 de los pactos fiscales de empresas

Una imagen del jueves por la tarde sirvió para mostrar lo extendido, sistémico, de la evasión fiscal en la economía global. De los cinco ministros que presentaron una iniciativa para conocer quién está detrás de las empresas, y evitar malas artes tributarias, dos, el británico George Osborne y el español Luis de Guindos, tenían a miembros de su Gobiernos salpicados por los Papeles de Panamá. El primer ministro, David Cameron, admitió haberse beneficiado del fondo de inversión que dirigía su padre en un paraíso fiscal, mientras que el ministro español de Industria, José Manuel Soria, dimitió este viernes tras conocerse que fue administrador de una sociedad radicada en el paraíso fiscal de Jersey.

“Pedimos a la OCDE establezca los criterios de cara a nuestra reunión de julio para identificar las jurisdicciones no cooperadoras”, señala el comunicado del G-20, el grupo que integra a países ricos y emergentes, y añade que se estudiarán “medidas defensivas” contra esos países. El objetivo de los países es que ya haya una implantación generalizada de estos estándares de intercambio de información fiscal para 2017 o 2018. Panamá, centro del escándalo estos días, no se ha comprometido todavía oficialmente, aunque el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, afirmó este jueves ante la prensa que había recibido la información de que sí lo harían.

El acuerdo por una mayor transparencia se enmarca en el paquete de medidas destinadas a combatir la erosión fiscal y el trasvase de beneficios de empresas (Beps, según las siglas en inglés de este plan).

Lo complicado de esta batalla contra las maniobras que buscar evitar el pago de impuestos en los lugares donde se generan los ingresos es que muchas de esas operaciones son legales, tal y como puso de manifiesto la semana pasada el presidente de EEUU, Barack Obama. “Ese es el problema”, recalcó. Vacíos legales, artificios contables e incentivos fiscales suponen unas pérdidas de recaudación de hasta 230.000 millones de euros anuales solo en el impuesto de sociedades, según de las estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

En la cumbre de noviembre de Turquía, el G-20 asumió las recomendaciones de la OCDE para luchar contra las acciones de las multinacionales que buscan eludir al fisco.

La grandes economías desarrolladas y emergentes también constaron lo “modesto y desigual” del crecimiento económico mundial y dieron un espaldarazo a los estímulos monetarios sin procedentes llevados a cabos por los grandes bancos centrales.

Sobre la firma

Amanda Mars

Periodista. Corresponsal jefa de EL PAÍS en EE UU hasta abril de 2022. Comenzó su carrera en 2001 en Europa Press, pasó por La Gaceta de los Negocios y en 2006 se incorporó a EL PAÍS, donde fue subjefa de Economía y corresponsal en Nueva York. Ha cubierto dos elecciones presidenciales, unas legislativas, dos impeachment y un asalto al Capitolio.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS