Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa cae tras el 20D y los analistas avisan del riesgo de incertidumbre

El resultado electoral disgusta a los inversores por la difícil gobernabilidad en España

El Ibex cierra con pérdidas de más del 3,6% y el interés de los bonos se eleva ligeramente

Panel informativo de la Bolsa de Madrid, en una imagen de la pasada semana. Ampliar foto
Panel informativo de la Bolsa de Madrid, en una imagen de la pasada semana. EFE

La Bolsa ha bajado con fuerza (el Ibex se ha dejado más de un 3,6%) y la prima de riesgo española ha repuntado ligeramente este lunes ante la incertidumbre política que se deriva de los resultados de las elecciones generales de este 20 de diciembre. El escrutinio ha dado como resultado un Congreso muy fragmentado en el que el Partido Popular de Mariano Rajoy ha sido la fuerza más votada y logra el mayor número de escaños (122), pero tendrá muy difícil formar Gobierno, pues se queda muy lejos de la mayoría absoluta y no cuenta con apoyos claros para la gobernabilidad.

Al Ibex le sientan mal las elecciones

Junio de 1993. Tras la pérdida de escaños del PSOE en el Congreso, el Ibex perdió el 1,75% el lunes postelectoral.

Marzo 1996. Ante la primera victoria de José María Aznar la Bolsa cayó el 5,22%.

Marzo de 2000. Con la reelección de Aznar, perdió un 1,23%.

Marzo de 2004. José Luis Rodríguez Zapatero llegó con una bajada del 4,15%, tras unas elecciones marcadas por los atentados del 11-M.

Marzo de 2008. La segunda legislatura de Zapatero se saludó con una caída del 0,29%.

Noviembre de 2011. Con La llegada de Mariano Rajoy, el Ibex también bajó, un 3,48%.

Al cierre de la sesión, el Ibex 35, el selectivo de las grandes empresas españolas de la Bolsa, se ha desplomado más del 3,6%, hasta los 9.365 puntos. Vuelve así a sus mínimos marcados en septiembre. La Bolsa comenzó la jornada con una caída de casi el 2,5%, hasta los 9.475 puntos. Se ha mantenido toda la mañana en rojo, aunque en algunos momentos ha logrado amortiguar la bajada al 1,8%. Pero al final de la sesión ha acelerado las caídas. Se ha llegado a apuntar bajadas de más del 4% y ha puesto el punto final a este lunes postelectoral con una bajada del 3,62%.

Los inversores desayunaron ya con las advertencias del diario Financial Times, de referencia en el mundo económico, que subrayaba la incertidumbre política que se abría en España. El problema es que el último golpe a la Bolsa llega en horas bajas para los mercados: el Ibex 35 ha perdido este año más del 8% de su valor, a pesar de la anunciada recuperación económica. 

Fitch y Moody's avisan de riesgos

Las agencias de calificación de riesgos han echado sal en la herida. Fitch, una de las grandes firmas del sector, ha emitido por la tarde un informe que dice que “el resultado no concluyente de las elecciones generales de España aumenta los riesgos relacionados con una incertidumbre política prolongada”. Para esta firma, encargada de advertir sobre si una inversión es o no arriesgada, en España se abren dos opciones igualmente complicadas: repetir las elecciones o sumir “un Gobierno débil o dependiente de los partidos más radicales”.

Los dos escenarios, avisa Fitch, podrían llevar a revertir reformas, lo que afectaría negativamente a la política presupuestaria. Esta agencia no eleva, de momento, el riesgo de invertir en España, pero sí deja este aviso a navegantes. La reacción de otra de las grandes firmas internacionales, Moody’s, ha sido similar. Alastair Wilson, responsable de la calificación de los bonos de inversión públicos, apuntó a Reuters que la incertidumbre política podría frenar la esperada mejora de la nota del país, actualmente instalada en Baa2, es decir, dos escalones por encima del bono basura.

La caída del Ibex es la mayor de todas las Bolsas europeas hoy. Pero en una jornada de enorme volatilidad no es la única. Aunque todas las grandes plazas menos la española subían por la mañana, por la tarde han terminado en rojo, con el CAC 40 de París en -1,30%, el DAX alemán en el -1,04%, Milán en el -0,67% y Londres en el -0,29%.

La prima de riesgo amortigua la subida

En cuanto al mercado de deuda, la subida aquí ha sido finalmente muy ligera, de solo unos 7 puntos en la prima de riesgo. A las 8 de la mañana la rentabilidad exigida a los bonos españoles de deuda pública a 10 años ya había aumentado hasta el 1,80%. Con ello, la prima de riesgo (rentabilidad extra exigida a la deuda española frente a la alemana, considerada libre de riesgo) pasaba a ser de 124 puntos básicos (1,24 puntos porcentuales), 10 puntos más que el viernes. Pero finalmente, la rentabilidad de los bonos se ha colocado cerca del 1,77%, por lo que a media tarde la subida de la prima se ha reducido a entre siete y ocho puntos.

El escenario de fragmentación política y falta de mayorías estables claras era uno de los más temidos por analistas e inversores, cuyas preferencias se decantaban por una alianza entre PP y Ciudadanos. Con los resultados electorales en la mano, es posible incluso una alianza de izquierda con la participación de Podemos, algo que no gusta nada en los mercados. 

A los mercados no le gustan los cambios

Las Bolsas, en general, no celebran los bailes electorales. No les gustan los cambios y menos si de las urnas no salen mayorías claras. Los lunes postelectorales están marcados por el rojo en los mercados. Así, por ejemplo, tras las últimas elecciones que ganó el PSOE, las de 2008, el Ibex cerró con una caída del 0,29%. Tras las anteriores, en 2004, marcadas por los atentados del 11-M, el selectivo se hundió un 4,15%. En 1996, con la primera victoria de José María Aznar y un escenario también de necesidad de pactos, el lunes se desplomó el 5,22%.

“En términos económicos, la principal fuente de riesgo a la baja es el potencial impacto en la confianza de la evolución de los acontecimientos políticos, particularmente en una economía que es aún muy dependiente de la financiación externa con un Parlamento muy fragmentado”, explica Aurelio García del Barrio, profesor del Instituto de Estudios Bursátiles. García del Barrio destaca que “de no encontrar una fórmula estable de gobernabilidad”, los sectores energético y el bancario “podrían sufrir aún más”.

La deuda de los países europeos parte de unas cotas muy bajas, así que la subida de este lunes no supone de momento graves problemas económicos. Los bonos cotizan en los mercados con rentabilidades históricamente bajas gracias al programa de compra de activos del Banco Central Europeo (BCE), que recientemente anunció que continuaría con la compra de bonos al menos hasta marzo de 2017.

Más información