CaixaBank prevé un crecimiento económico del 2,7% para 2016

La entidad contempla la creación de 400.000 puestos de trabajo el año que viene

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé.
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé.EFE

CaixaBank Research prevé que la economía española crezca el 2,7% el año que viene, cuatro décimas menos que este año al considerar que se moderarán los efectos de la caída del precio del petróleo, de la depreciación del euro frente al dólar y de la relajación en las medidas de consolidación fiscal. Sin embargo, el servicio de estudios de la entidad augura que el Producto Interior Bruto (PIB) seguirá aumentando en "cotas elevadas" gracias sobre todo a la recuperación de la demanda interna y a una mejora del sector exterior. El informe prevé que ese crecimiento se traduzca en la creación de 400.000 puestos de trabajo.

Más información
La OCDE también discrepa de la previsión de crecimiento del Gobierno
La Comisión Europea prevé un escenario económico peor que el de Rajoy
El FMI cree que España incumplirá el objetivo de déficit
El FMI alerta del bajo crecimiento potencial de España a medio plazo
Los analistas privados elevan la previsión de crecimiento al 2,9%

La previsión que ha elaborado CaixaBank está por debajo de la formulada por el Gobierno, que prevé un crecimiento del 3%, y en línea con la que han trazado la Comisión Europea y la OCDE. El economista jefe de CaixaBank, Jordi Gual, ha explicado que el entorno económico mundial estará marcado por un mayor crecimiento de las economías avanzadas, del 2,2%, y del 4,5% en el caso de los países emergentes. En el caso de España, la entidad prevé que el cuarto trimestre de este año sea "notablemente dinámico", con un crecimiento trimestral previsto de entre el 0,7% y el 0,8%. Al respecto, Gual ha indicado que las elecciones parecen no haber influido en la senda de crecimiento, por lo que ha concluido que los mercados están contemplando el escenario de "la formación de un gobierno en los parámetros habituales de la zona euro".

El informe de la entidad avanza que durante el año que viene seguirá la fortaleza de la demanda interna, si bien a lo largo del año irá dejando protagonismo al sector exterior, que realizará una "aportación positiva" al PIB. La novedad será, sin embargo, la entrada del mercado inmobiliario "en fase de expansión" gracias a la mejora del mercado laboral y de las condiciones de financiación. Gual ha sostenido que ahora el mercado es muy "heterogéneo" en cuanto a acumulación de stock, aunque en las principales ciudades (donde hay más demanda) este se terminará en un periodo de entre 12 y 18 meses.

En cuanto a los objetivos de estabilidad presupuestaria, el informe ve "probable" que se produzcan desviaciones, tanto este año como el que viene. Para 2015, CaixaBank prevé que el sector público español acabe con un desfase en las cuentas públicas del 4,8% del PIB (frente al objetivo del 4,2%), mientras que terminará 2016 con un déficit del 3,3%, tres décimas más de lo acordado con Bruselas. Gual ha considerado "muy importante" que el Gobierno llegue pronto a registrar un superávit primario en sus cuentas (es decir, el saldo sin tener en cuenta los intereses de la deuda) para mantener el nivel de endeudamiento por debajo del 100% del PIB y seguir con la agenda de reformas económicas.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS