Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos abre la puerta a medidas para completar la reforma laboral

Economía pronostica un aumento de las previsiones económicas para 2016 tras los primeros indicadores adelantados del cuarto trimestre

El Gobierno de Rajoy recoge el guante de Bruselas. La Comisión Europea viene alertando sobre las disfunciones del mercado laboral, y el informe que presentará esta semana reclama una vuelta a la reforma para reducir la segmentación entre contratos fijos y temporales. El ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado este lunes en Bruselas que la reforma laboral aprobada por el Gobierno “han tenido efectos muy positivos”, y ha subrayado que aun así “siempre se puede perfeccionar; siempre se pueden tomar medidas adicionales”. Guindos se alinea así con la Comisión Europea, y lanza una advertencia a los partidos que proponen revertir las reformas laborales, como el PSOE o Podemos: “Ningún Gobierno racional [que salga de las urnas el 20-D] debería revertir las reformas aprobadas”.

El crecimiento del cuarto trimestre, frente a lo que pensaban los analistas, va a ser igual o superior al del tercer trimestre

Luis de Guindos

Un portavoz del Ministerio de Economía ha querido aclarar después que el ministro Guindos no se refería en ningún caso a volver a hacer otra reforma laboral, sino a añadir medidas adicionales centradas "en las políticas activas de empleo".

Guindos anunció en su día a la Comisión Europea que la reforma laboral del PP sería “extremadamente agresiva”, según recogieron las cámaras en un Eurogrupo del año 2012. Pese a que el programa del PP no avanzaba cambios tan profundos en los comicios de finales de 2011, Rajoy y su equipo económico argumentaron la necesidad de paliar la dualidad entre trabajadores fijos y temporales (una de las más altas de Europa) y argumentaron que era imprescindible que la economía española pudiera generar empleo con tasas más bajas de crecimiento. La reforma ha fallado estrepitosamente en la reducción de la dualidad. Pero Guindos ha asegurado que el efecto más positivo de la reforma es que España es capaz de crear empleo ahora “con tasas de crecimiento del PIB del 0,7%, cuando antes se necesitaban aumentos del 2%”.

La mejoría de la economía española ha sido el otro mensaje de Guindos a su entrada en el Eurogrupo, la reunión de ministros de Economía y Finanzas de la eurozona. “El crecimiento del cuarto trimestre, frente a lo que pensaban los analistas, va a ser igual o superior al del tercer trimestre. Solo con esa inercia y la reducción de la incertidumbre política cuando pasen las elecciones podemos ver crecimientos del PIB superiores a los proyectados en 2016 [el 2,7%, según la Comisión Europea], y bajadas adicionales de la prima de riesgo [la diferencia entre lo que paga España por su deuda y lo que paga Alemania] de 30 o 40 puntos básicos”. “Para ello es esencial que el siguiente Gobierno no revierta las reformas: tienen que continuar”, ha destacado el ministro.

Guindos cree que España no necesita más tiempo para cumplir las metas de déficit: el ministro considera que España va a cumplir con las metas este año —pese a que Bruselas considera que habrá un incumplimiento tanto en 2015 como en 2016, como ya los hubo en 2013 y 2014—, a la vista del mayor crecimiento del PIB. La Comisión cree que las previsiones de crecimiento del Gobierno pecan de optimistas, y por tanto habrá menos ingresos públicos y un agujero fiscal mayor. Madrid discrepa. Ese será uno de los caballos de batalla del próximo Gobierno: si España incumple el déficit, tendrá que preparar nuevos ajustes. Si se cumplen los vaticinios del Gobierno, no será necesario.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información