Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy acaba con menos empleo y menos paro que Zapatero en 2011

La afiliación queda en 17.223.086 millones, 25.000 menos que en noviembre de 2011

El paro, en cambio, baja hasta los 4,1 millones, casi 271.200 menos que hace cuatro años

Rajoy acaba con menos empleo y menos paro que Zapatero en 2011

Noviembre ha roto con su mala fama laboral. Creció la afiliación, o sea, se creó empleo. Hubo 1.620 cotizantes más en la Seguridad Social. Y bajó el paro (27.071 desocupados menos), según el Ministerio de Empleo. El Gobierno puso ahí el foco este miércoles. "Con Rajoy, el paro baja en noviembre", destacó la ministra Fátima Báñez. En cambio, el saldo de la legislatura resulta más desigual: la Seguridad Social ha retrocedido en más de 25.000 afiliados y el paro ha caído en 271.164 personas. Esto último se liga exclusivamente a la caída de población activa.

El mes pasado ha sido uno de los mejores noviembres de los últimos años. Y el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, trató de aprovecharlo este miércoles, a 18 días de las elecciones. "Es un acicate y da ánimos para seguir trabajando con intensidad. Hoy hemos conocido el mejor dato de bajada del paro en noviembre en toda la historia", destacó el jefe del Ejecutivo. Pero ese dato no resultó suficiente para que pudiera presumir antes de la cita electoral de creación de empleo durante la legislatura.

En noviembre de 2011, cuando se celebraron las últimas elecciones generales, 17.248.500 personas estaban afiliadas a la Seguridad Social. Al mes siguiente, en diciembre, cuando el PP comenzó a gobernar, esa cifra había bajado a 17.229.500. Sendos datos se hallan por encima de los del pasado mes de noviembre. Este ángulo de los datos divulgados este miércoles fue el que usó el PSOE. Su responsable de Empleo y candidata a diputada Mari Luz Rodríguez recordó que la afiliación sigue estando "por debajo de la que dejó José Luis Rodríguez Zapatero" al salir del Ejecutivo.

Sí que será mejor, en cambio, la cifra de paro registrado. También lo es si se toma el desempleo medido a través de la Encuesta de Población Activa (EPA), el mejor termómetro laboral. Hace cuatro años, el número de desempleados registrados en las oficinas públicas sumaba 4.420.462, ahora está en 4.149.298. No obstante, la caída del paro en los últimos cuatro años obedece fundamentalmente a la reducción del número de personas en edad y disposición de trabajar, lo que se conoce como población activa.

Rajoy acaba con menos empleo y menos paro que Zapatero en 2011

"Es sorprendente que el Gobierno se conforme con tan poco; no se puede conformar ni con los datos de Zapatero ni con los de Rajoy", dijo el líder de Ciudadanos, Albert Rivera. "Rajoy prometió tres millones de empleo", recordó.

Menos contratos de calidad

Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, criticó la precariedad. "Siempre es una buena noticia que haya más gente con trabajo, pero los niveles de temporalidad en España siguen siendo escandalosos. El 90% de los contratos son temporales", resumió.

Cuando comenzó la legislatura ya hacía un año que había comenzado la segunda recesión de esta larga crisis cuyas consecuencias aún se viven. A las pocas semanas, en febrero de 2012, el Ejecutivo aprobó su reforma laboral "agresiva", como la definió el ministro de Economía, Luis de Guindos. No obstante, la destrucción de empleo se aceleró. El porcentaje de puestos de trabajo destruidos por punto de caída del PIB superó al de la recesión anterior.

Medidas las consecuencias de esa segunda recesión con la afiliación, se destruyeron más de 1,5 millones de empleos. Se tocó fondo en febrero de 2013, cuando se contaron 16,1 millones de afiliados en la Seguridad Social. Ahí comenzó la recuperación, lenta al principio, con mayor ritmo el año pasado. Sin embargo, la aceleración no ha sido suficiente para arrojar un balance positivo. Es probable que en los próximos meses, y ya seguro en primavera, España volverá a los niveles de finales de 2011.

Tampoco los datos de calidad del empleo muestran un saldo positivo. Siguiendo también la afiliación, se aprecia que los contratos de mayor calidad (indefinidos a jornada completa) han perdido terreno. Suman 6,2 millones, medio millón menos que hace cuatro años. En cambio, ha crecido el peso de cotizantes con menos estabilidad y, por tanto, más precarios. En este campo, la estrella de la legislatura han sido los trabajos a tiempo parcial, que se han elevado en este periodo en 320.000, contando temporales e indefinidos.

Más información