Bruselas reclama a los países que investiguen a Volkswagen

La Comisión envía una carta a los Veintiocho por las emisiones de CO2

Coches nuevos de Volkswagen en un aparcamiento en Fallersleben (Alemania)
Coches nuevos de Volkswagen en un aparcamiento en Fallersleben (Alemania)J. STRATENSCHULTE (EFE)

El fraude de Volkswagen afecta ya a millones de vehículos, tanto por las emisiones de nitrógeno como por el escándalo conocido esta semana: los problemas se extienden a las emisiones de dióxido de carbono. Bruselas lleva semanas de perfil en un caso que afecta a la joya de la corona de la poderosa industria alemana y que ha sido enteramente desvelado por las autoridades estadounidenses. La Comisión Europea, en una posición cada vez más difícil, pidió ayer a los Veintiocho que profundicen sus investigaciones a las emisiones por dióxido de carbono.

Más información
Volkswagen deberá devolver al Gobierno 50 millones en ayudas
Volkswagen admite fraude en otros 50.000 coches en España
El engaño de Volkswagen se extiende a las pruebas de CO2

El comisario de Energía, Miguel Arias Cañete, y la titular de Industria, Elzbieta Bienkowska, enviaron a los Gobiernos de la UE una carta en la que instan a aclarar si hubo fraude o no. Volkswagen está en el ojo del huracán, con una escalada de demandas judiciales y varios flancos abiertos con las autoridades estadounidenses y ahora también las europeas, a rebufo de los acontecimientos por los efectos secundarios que puede tener ese caso sobre la industria en varios países. Frente a las sospechas de que Berlín conocía lo sucedido, Arias y Bienkowska apuntan que el Ejecutivo comunitario “no estaba al corriente de ninguna irregularidad respecto a las emisiones de dióxido de carbono de Volkswagen y está muy preocupado por ello”.

En un nuevo capítulo del escándalo, la empresa alemana dijo el martes que también había subestimado el consumo de combustible —y por lo tanto las emisiones de dióxido de carbono— de cerca de 800.0000 vehículos. Bruselas reclama a los Estados miembros “pruebas o información” para determinar tanto el número de vehículos afectados como el alcance de las violaciones de la normativa. Y sugiere que además de Volkswagen los socios deben aclarar si se han incumplido las reglas en el caso de otros fabricantes.

Sobre la firma

Claudi Pérez

Director adjunto de EL PAÍS. Excorresponsal político y económico, exredactor jefe de política nacional, excorresponsal en Bruselas durante toda la crisis del euro y anteriormente especialista en asuntos económicos internacionales. Premio Salvador de Madariaga. Madrid, y antes Bruselas, y aún antes Barcelona.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS