El FMI pronostica una caída del 3% para Brasil en 2015

El Fondo Monetario certifica el acelerado desplome de la economía brasileña

Dilma Rousseff, en Brasilia.
Dilma Rousseff, en Brasilia.EVARISTO SA (AFP)

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ve a Brasil, la economía más potente de Latinoamérica, tocando fondo a lo largo de 2015. Durante este año, según los analistas del Fondo, que celebra esta semana en Lima su Asamblea Anual, Brasil retrocederá un 3% en su PIB. En abril, el Fondo pronosticaba una caída en torno al 1%: en julio, dato el rápido deterioro de todo, los expertos reconsideraron y auguraron un ya más preocupante 1,5%. En octubre, esa predicción negativa se ha doblado, lo que indica cómo el país se despeña en una cuesta abajo que nadie podía aventurar a principios de año. “En Brasil, la caída es más profunda de lo pensado”, resume el informe. En 2013, la economía brasileña se mantuvo firme con un 2,7%, aunque ya el año pasado, se contrajo hasta el 0,1%.

Más información
Debacle en Venezuela con inflación del 200% y caída del PIB del 10%
La paradoja mexicana: el país crece pero por debajo de sus necesidades
La caída del precio de las materias primas echa el freno a Perú
Colombia crecerá (sólo) un 2.5%

Estas cifras constituyen un revés para una economía que en la década pasada llegó a crecer un ahora inalcanzable 7% y para una población que, durante ese tiempo, pensó que su país, por fin, se colocaba junto a las naciones prósperas. Buena parte de la crisis económica tiene su origen en una incerteza política y en la propia debilidad de la presidenta, Dilma Rousseff. Rousseff, elegida para su segundo mandato en enero por un margen estrechísimo, sufre un índice de popularidad muy bajo, que no supera el 10% y sus desavenencias con un Parlamento hostil, que veta sus iniciativas y pone trabas a sus medidas de ajuste, le ponen contra las cuerdas un día sí y otro también. “La confianza de los inversores y de los consumidores sigue retrayéndose en país, en parte por el deterioro político”, corrobora el informe.

La inflación, verdadero talón de Aquiles de la economía brasileña, escalará hasta un casi intolerable 8,9% a lo largo de este año negro para la economía brasileña. El FMI considera, en cambio, que luego descenderá y acabará flotando en torno a un 6,3%. El desempleo, que en años anteriores no superaba el 5% llegará al 6,6% en 2015 para alcanzar, el año que viene, el 8,6%.

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS