Homer Simpson bebe cerveza chilena

Duff, la marca de la serie, salta de la pantalla a la vida real de la mano de una sociedad andina

Una imagen de la serie Los Simpson
Una imagen de la serie Los Simpson

Es la preferida de Homer, la que nunca falta en el bar de Moe y por la que Barney mataría. Duff, la cerveza mítica de la serie Los Simpsons, salta de la pantalla a la vida real. La productora 21st Century Fox ha firmado un acuerdo con un grupo de inversores chilenos para iniciar la producción, distribución y venta de la bebida, que en 2016 estará en toda América Latina y algunos países de Europa. “Lo que ofrecemos es un producto premium, una cerveza lager con un toque de fruta y una aroma a caramelo”, argumenta Andrés Nassar, fundador de la empresa de marketing Sentido Común, que se hizo con los derechos de la marca en Chile.

Durante los más de 25 años de transmisión de la serie, en diversas partes del mundo se habían fabricado versiones de la cerveza sin previa autorización de la productora. El primer caso se registró en Australia en los años 90, cuando la empresa Lion Nathan National Foods elaboró una bebida alcohólica bajo la marca Duff. La historia se repitió en México en 2006, en Colombia un año después y posteriormente en Argentina.

También se dieron algunos casos de menor trascendencia en Reino Unido, Alemania y Nueva Zelanda. “En todos ellos, Fox reclamaba la propiedad de un concepto… Los cerveceros argumentaban que no se podía tener propiedad de algo que no existía en la realidad, porque el producto es ficticio, porque nace en un sitio que no existe que es Springfield”, detalla Ariel Casarín, profesor de la Universidad Adolfo Ibáñez de Santiago de Chile, que ha seguido de cerca los procesos legales de la marca en Latinoamérica.

Con la venia de la fox

La empresa prevé vender la bebida en otros seis mercados latinomaericanos y en Europa

“Después de varios litigios, los señores de Fox se preguntaron ¿qué pasa si tomamos acciones concretas y sacamos Duff al mercado?”, comenta Nassar, que hasta hace un año y medio representaba a la productora en Chile en temas relacionados con las licencias de marca. “Entonces nos ofrecieron los derechos. Vimos una gran oportunidad, porque nuestra esencia es el marketing y Duff es una marca que se viene construyendo en la mente de los consumidores desde hace 25 años”, añade. Sentido Común y la firma Embotelladora Metropolitana (encargada de la producción de la bebida) han invertido dos millones de dólares para poner en marcha el proyecto. Esto incluye los costos de la licencia, la campaña de marketing y todo lo que tiene que ver con la fabricación (botellas, etiquetas y desarrollo del producto).

No es casualidad que la productora haya elegido a Chile para iniciar esta aventura, dice Casarín. “Este país tiene el sistema legal más eficiente de toda la región, el menos sesgado, el que protege más la propiedad intelectual. Creo que el lanzamiento del producto permite avanzar contra eventuales reclamos judiciales en la zona”, resalta el experto. Nassar explica que a pesar de que la serie tiene una gran aceptación entre el público menor de edad, la publicidad no tendrá ninguna referencia a los personajes del dibujo animado. “Buscamos que sea una marca propia y queremos que la gente, mayor de 18 años, la convierta en su cerveza habitual. No pretendemos que sea solo un producto de moda”, asegura.

El camino para lograrlo, sin embargo, está lleno de retos. El mercado chileno de la cerveza está dominado por la Compañía Cerveceras Unidas (CCU) con un cuota de más del 40%, según información de la misma empresa. “Competimos con grandes jugadores”, dice Nassar. “Pero existe entre un 5% y un 8% reservado al mercado de las cervezas artesanales y es ahí donde buscamos un hueco”, subraya. Las primeras botellas de 330 mililitros empezaron a venderse hace unas semanas en algunas tiendas de Chile —mercado con el consumo per cápita de 9,6 litros de bebidas alcohólicas, el más alto de la región, según la OMS— y a partir de este mes la empresa también ha sacado a la venta latas de cerveza.

Ha habido otros intentos de comercilizar DUFF pero es el primero con el apoyo de la productora de la serie animada

De acuerdo con la Oficina Comercial de Chile, el negocio de la cerveza artesanal es incipiente. “De hecho, si se consulta la opinión de la gente, las preferencias de la gran mayoría se inclinarían por las grandes marcas, sean nacionales o internacionales”, destaca el análisis. Incluso subraya que estas grandes empresas han puesto en marcha agresivas campaña de difusión que dejan un reducido espacio para que los nuevos productores puedan llegar a un público amplio.

Nassar conoce bien los retos de este negocio, que se ha visto afectado por una reforma tributaria que llevó el gravamen aplicado al vino y la cerveza del 15% al 20,5% el año pasado. “Es un mercado complejo, pero cada décima de punto que logremos será todo un éxito”, asegura. En este sentido, afirma que las expectativas para este primer año son acotadas. “Prevemos vender alrededor de seis millones de botellas en el mercado chileno”, explica.

Para Casarín, experto de la Universidad Adolfo Ibáñez de Santiago de Chile, el éxito de la marca será efímero. “Fox ha decidido lanzar la cerveza como estrategia para señalar que va a proteger la marca de todos sus productos”, arguye. Sin embargo, el plan del grupo chileno es llevar la marca a Uruguay, Paraguay, Perú, Colombia, Bolivia y Panamá. La productora de televisión, adicionalmente, está negociando por separado con inversores de Brasil y México para lanzar Duff en esos mercados. La expectativa, según The Wall Street Journal, es que en 2016 el producto llegue también a Europa.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS