el escándalo de Volkswagen

Bruselas urge a los Gobiernos a que investiguen el caso Volkswagen

La Comisión anunció el jueves que aplicará controles de conducción real en los vehículos a partir de enero de 2016

Un coche es sometido a pruebas en un laboratorio de EE UU.
Un coche es sometido a pruebas en un laboratorio de EE UU. Patrick T. Fallon / Bloomberg

El escándalo por la manipulación en los motores de Volkswagen ha llevado a la Comisión Europea a pedir explicaciones sobre las emisiones contaminantes en los vehículos de la UE. Una semana después de que varios países hayan puesto en marcha investigaciones, el brazo ejecutivo de la Unión pidió ayer abiertamente a las autoridades nacionales que investiguen si hay más fraudes en los controles. Bruselas anunció también que los controles de conducción real adicionales a los de laboratorio, que ya estaban contemplados en la legislación desde mayo, se pondrán finalmente en marcha a partir de enero de 2016.

El caso Volkswagen empieza a cobrar dimensión europea. Con una semana de retraso, Bruselas reclamó ayer a los Veintiocho que abran investigaciones para calibrar la magnitud del fraude en el sector automovilístico, esencial para la renqueante industria europea. La UE quiere saber cuántos coches han usado sistemas como el software detectado en EE UU para evadir los controles de laboratorio y simular que el vehículo contaminaba menos de los límites establecidos (80 mg/km de nitrógeno en motores diésel). Volkswagen reconoció el pasado miércoles que hay 11 millones de coches afectados. Pero pueden ser más. “Necesitamos tener toda la información acerca de las emisiones”, resumió ayer una portavoz de la Comisión Europea.

Más información

 Bruselas especificó que ese software fraudulento está explícitamente prohibido en el territorio comunitario desde 2007. La Comisión “invita” ahora a los países que aún no han abierto investigaciones —como España— a que lo hagan cuanto antes. A pesar de la trascendencia del caso, solo Alemania, Reino Unido, Italia y Francia lo han hecho. “Nuestro mensaje es claro: tolerancia cero en materia de fraude y cumplimiento riguroso de las normas de la UE”, resaltó la comisaria de Industria y Mercado Interior, Elzbieta Bienkowska.

La responsable de Medio Ambiente francesa, Ségolène Royal, anunció ayer durante una reunión con representantes de fabricantes de automóviles que en su país comenzará a haber controles “aleatorios” en un centenar de coches y que serán supervisados por agencias independientes. Además, exigió a la UE la creación de controles a nivel europeo antes de fin de año. Reino Unido se sumó a la petición de Bruselas y anunció que repetirá las pruebas de laboratorio “cuando sea necesario” para compararlas con los resultados de las pruebas de conducción real, según el secretario de Transporte, Patrick McLoughlin. La UE está decidida a que a partir de este escándalo —que se ha llevado por delante al presidente de Volkswagen, Martin Winterkorn— se cumplan las normas “escrupulosamente”.

Alemania sospecha ahora que este sistema de engaño en laboratorio podría haber sido instalado también en otros países de Europa, algo que corroboran también fuentes relacionadas con la industria automovilística. “Este tipo de atajos para engañar a los laboratorios son de sobra conocidos en el sector”, según las mismas fuentes.

Hasta el momento, sólo una agencia británica —Emissions Analytics— realiza estos controles en condiciones reales de conducción. De esa manera, los exámenes ofrecen un resultado mucho más fiable. El equipo del presidente Jean-Claude Juncker ha propuesto una nueva legislación sobre el endurecimiento de su régimen de inspección de vehículos para producir resultados más acordes con las condiciones reales de conducción.

La Eurocámara reaccionó al escándalo y decidió incluir ese asunto en un debate el pasado miércoles con funcionarios de la Comisión. El popular Giovanni La Via, presidente de la comisión de Medio Ambiente, planteó directamente al Gobierno de la UE si sería buena idea crear una única autoridad europea que vigile los límites de emisiones en los coches en territorio comunitario, en lugar de 28 (una por país). No hay respuesta aún.

Archivado En:

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50