Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

John Paulson dona 400 millones a la facultad de ingeniería en Harvard

Es la mayor contribución privada hecha a la prestigiosa institución universitaria

John Paulson durante una conferencia en Nueva York.
John Paulson durante una conferencia en Nueva York. REUTERS

John Paulson, el inversor que a contra corriente jugó todo su dinero a que el mercado inmobiliario en Estados Unidos colapsaría, acaba de donar buena parte de su fortuna a la Universidad de Harvard. La suma asciende a 400 millones de dólares y servirá para financiera la ampliación de la Escuela de Ingeniería y Ciencias Aplicadas. A cambio de su generosidad, la facultad llevará su nombre. Es la mayor donanción recibida hasta la fecha al centro universitario en Boston.

Paulson no atraviesa por un buen momento. Su fondo especulativo cerró el pasado ejercicio con pérdidas. Pero sigue siendo uno de los inversores más influyentes de Wall Street. Su fortuna personal asciende a 11.200 millones, según Forbes. Ahora se suma a otras figuras del mundo financiero que deciden donar parte de su patrimonio a su alma mater. Es lo que hizo hace un mes el fundador de Blackstone, Stephen Schwarzman, con 150 millones a Yale.

Schwarzman donó también hace dos años 100 millones al programa educativo para la formación de élites en la Universidad de Tsinghua en Pekín, que se ve como la alternativa asiática a la Rhodes Scholarship de Oxford. Paulson destacó que la Universidad de Harvard está teniendo un impacto global en todas sus disciplinas "que benefician a toda la humanidad" y con la ampliación del campus se convertirá en un centro mayor de innovación en ciencias de la computación.

John Paulson se graduó en 1980 por su escuela de negocios. La donación es "extraordinaria", como indicó Drew Faust, el presidente de Harvard. Y no es porque el centro universitario atraviese por problemas financieros. En sus arcas acumula 36.400 millones de dólares listos a manor para invertir. Pero necesita 6.500 millones para modernizar sus instalaciones y poder seguir atrayendo a los mejores académicos del mundo hacia sus facultades.

Este dinero, señala Faust, servirá para reforzar esa disciplina en el prestigioso centro de la Yve League. Por esa misma escuela de ingeniería pasaron entre otros Steve Ballmer, exconsejero delegado de Microsoft. La ingeniería, según Paulson, es "la nueva frontera" en Harvard. Su donación supera los 350 millones que Gerald Chan y su familia anunciaron en septiembre del año pasado para el centro en Boston, destinada a la escuela de Salud Pública.

Más información