Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector cervecero registra su mayor repunte en una década

El consumo crece un 2,8% en 2014 y las exportaciones aumentan un 28%

Fábrica de cerveza de Estrella de Galicia en La Coruña. Ampliar foto
Fábrica de cerveza de Estrella de Galicia en La Coruña.

El largo letargo del sector cervecero toca su fin. La producción de cerveza en España repuntó un 2,8% en 2014 tras siete años de fuertes caídas combinadas con periodos de estabilización, el consumo interior subió un 3% y las exportaciones se dispararon un 28%. Estas cifras sitúan a España como el cuarto mayor productor de esta bebida en la UE, solo por detrás de Alemania, Reino Unido y Polonia, y en décimo lugar en la clasificación mundial, según las cifras de la asociación Cerveceros de España, a la que están adheridas los mayores fabricantes nacionales.

El consumo interno de cerveza se vio espoleado por la mayor afluencia de turistas a España en un 2014 de récord — casi 65 millones de visitantes, un 4,3% más que en 2013—, y por la mejora del entorno económico, tal y como reconoce la propia patronal del sector.

De cada 100 litros consumidos el año pasado en España, 64 se comercializaron a través de bares y restaurantes frente a 36 que se bebieron en hogares. Por procedencia, el 90% de la cerveza comercializada fue de producción nacional. Por tipo de envase, algo más de cuatro de cada 20 litros de cerveza vendidos en 2014 se presentaban en botella, tres de cada 10 en lata y algo menos de tres en barril, el formato más habitual en bares.

En lo referente al mercado exterior, Guinea Ecuatorial lideró un año más el ranking de mercados de destino de cerveza fabricada en España (56.300 litros), seguida de Portugal (26.000), Reino Unido (19.000), Francia (9.600) y China (9.200). Los tres mayores exportadores de esta bebida en el mercado español fueron Francia (240.400), Países Bajos (81.100) y Alemania (52.400). 

En su informe anual, la patronal también pone cifras a la aportación de la cerveza al PIB nacional —1,4%— y subraya que es la bebida alcohólica que más contribuye a la economía española en términos de recaudación fiscal directa —3.400 millones— y de empleo —más de 257.000 puestos de trabajo entre trabajadores de la industria abastecedora, empresas productoras y distribuidoras y hostelería—. En este sentido, los productores agradecen al Gobierno la decisión de dejar la cerveza fuera de la subida del 10% del gravamen del alcohol aprobada en 2013.

El grupo Mahou-San Miguel —al que pertenecen las marcas Mahou, San Miguel y Alhambra— consolidó en 2014 su liderazgo en España (casi 12.000 hectolitros), seguido por Heineken —Heineken, Cruzcampo y Amstel— (poco más de 10.000) y Damm —Estrella Damm y Estrella de Levante— (8.300). A mucha distancia, Estrella Galicia (1.775 hecolitros), la Compañía Cervecera de Canarias (851) y La Zaragozana (675) cierran la clasificación de fabricantes.

Los levantinos, los más cerveceros

Por regiones, el este peninsular —la Comunidad Valenciana, Murcia y Albacete— (81 litros por persona y año), el sur —Andalucía, Badajoz, Ceuta y Melilla— (80,4) y Canarias (70,1) registraron en 2014 las mayores cifras de consumo per cápita. En el lado contrario, el norte peninsular —País Vasco, La Rioja, Navarra, Cantabria y las provincias de Burgos y Palencia— se situó como la zona de menor consumo de España (54,8 litros por persona y año). En cambio, estas regiones registraron la mayor tasa de crecimiento de consumo de cerveza de España, con un alza del 11,4% interanual.

Más allá de la propensión al consumo de cada zona, para que estas cifras sean fieles a la realidad de consumo hay que tener en cuenta una variable fundamental: la afluencia de turistas extranjeros a cada región y su preferencia por la cerveza (uno de los nueve productos españoles más valorados por los extranjeros que visitan España). Tanto Andalucía como la Comunidad Valenciana y Canarias están entre las comunidades más visitadas de España, solo superadas por Cataluña y Baleares.