Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La patronal conservera renuncia a pagar con latas a sus trabajadores

Anfaco se planteó retribuir en especie el 30% del salario de los empleados

Trabajadores conserveros opinan sobre la propuesta. ATLAS

La patronal conservera no pagará a sus trabajadores con las latas de la empresa el 30% del salario. Al menos de momento. Después de que los sindicatos calificaran el pasado jueves de "ridícula" la propuesta para el nuevo convenio, y pocas horas más tarde de que la patronal enviara un comunicado defendiendo la legalidad de la propuesta, la propia organización empresarial Anfaco ha renunciado de manera tajante al pago en especie.

"No lo plantearemos", admitía este viernes Juan Vieites, secretario general de la Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos, en una conversación telefónica, que llegó a calificar la "filtración" como "una maniobra previa a las elecciones".

A pesar de su rotundidad actual, la asociación, a través de la Federación Española de Industrias de Transformación y Comercializadores de Productos de la Pesca y la Acuicultura (Fecoipesca), ha defendido en un comunicado enviado este mismo viernes la “legalidad” de la propuesta, que en su opinión “beneficiaría a los trabajadores”, siempre respetando el suelo legal y con planes flexibles, que serían “completamente voluntarios” y previo acuerdo.

“Solo queremos la estabilidad del sector y equiparar las horas al resto de la industria alimentaria”, subrayó una y otra vez Vieites. Velasco, sin embargo, se negó también a apoyar otra de las propuestas de la patronal, como el incremento paulatino de horas trabajadas, la bajada de sueldo y que se vuelvan laborables los domingos y lunes en un sector que calificó de “muy débil”.

"Es ridículo. Los bancos no admiten latas para pagar la hipoteca", planteaba igual de incrédulo el secretario de organización de la federación agroalimentaria de CC OO, Javier Velasco, llamado a negociar el 29 de abril. “No se incluirá”, ha avisado tajantemente.

La nueva figura plantea, para ser legal, que se cumplieran tres condiciones: que el sueldo en metálico del trabajador no fuera inferior al mínimo interprofesional —de 648,60 euros—, ni al mínimo del convenio; y que el valor de las conservas no superara el 30% del salario. La propuesta llamaba a las empresas y a los alrededor de 8.000 trabajadores del sector —compuesto en su mayoría por mujeres en Galicia y Cantabria— a llegar a un acuerdo para pagar "voluntariamente" a través "productos o servicio valorados en el mismo importe". Los secretarios generales de UGT y Comisiones, Cándido Méndez e Ignacio Fernández Toxo, lo calificaron de "regresión mental".

"Solo queremos la estabilidad del sector y equiparar las horas al resto de la industria alimentaria", subrayó una y otra vez Vieites. Velasco, sin embargo, se negó también a apoyar otras de las propuestas de la patronal, como el incremento paulatino de horas trabajadas, la bajada de sueldo y que se vuelvan laborables los domingos y lunes en un sector que calificó de "muy débil".

“Es imposible incluirlo en un convenio", advirtió Velasco: “Algunas empresas descuentan de los sueldos las compras que hacen en las empresas, pero de ahí a trasladarlo al acuerdo... Lo único similar que podría admitirse es que a los empleados se les hagan descuentos en los productos propios”. 

Otras propuestas

Anfaco propone, además, una tabla de salarios, que van desde los 930 euros en las categorías más bajas, hasta los 1.800 de los jefes de administración (sin contar los salarios del personal de dirección, que no han sido fijados en la nueva tabla). La oferta de la patronal conservera también contempla el incremento paulatino de horas de trabajo al año, de manera que se pase de 1.730 horas en 2015 a 1.770 en 2019.

Asimismo, se modifica otro aspecto: se propone que la distribución irregular de la jornada pueda llegar hasta el 15% (hasta ahora estaba en el 7%) y se abre la puerta a considerar laborables los días de lunes a domingo.