Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sindicato de inspectores de trabajo hace un duro balance de la reforma

El colectivo progresita UPIT señala ha provocado un aumento de la precarización del empleo en el tercer aniversario de la norma

El sindicato progresista de los Inspectores de Trabajo (UPIT) ha hecho un duro balance de la reforma laboral, que cumple estos días su tercer aniversario. “El impacto sobre las relaciones laborales no puede ser más negativo”, señala una de las resoluciones aprobadas en su XIII Congreso.

UPIT (Unión Progresista de Inspectores de Trabajo) señala en su resolución que la reforma ha provocado “un fuerte desequilibrio en las relaciones laborales”, al aumentar el poder de las empresas y restar peso al papel de los sindicatos. Los inspectores también inciden en la precarización del empleo que apuntan las estadísticas laborales y lo relacionan con el impulso de la contratación a tiempo parcial.

Denuncia esta asociación que en los últimos años se ha producido un “aumento del número de horas extra trabajadas y no declaradas e incluso de las realizadas y no cobradas”. Esta afirmación está en línea con el análisis realizado en el blog Nada es Gratis por el profesor de Economía José Ignacio Conde-Ruiz hace poco más de una semana en el que sitúa en un 60% el porcentaje de horas extra no remuneradas en las últimas encuestas de población activa.

“También se ha producido una evidente reducción de los niveles salariales de los trabajadores, dando lugar a una nueva condición que creíamos desterrada en España, la de trabajador pobre”, continúa la citada resolución, aprobada en un Congreso en que UPIT ha elegido una nueva dirección, liderada por Fermín Yébenes.