Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ayudas para los jóvenes que buscan alquilar una casa

Solo un 10% de los menores de 34 años pueden pagar una renta

Las ayudas a la vivienda van enfocadas al fomento del alquiler
Las ayudas a la vivienda van enfocadas al fomento del alquiler

El paro y el empleo temporal, así como el descenso en los salarios, provoca una situación de inestabilidad económica que afecta más duramente al sector joven de la población que es el que tiene más complicado poder acceder a una vivienda, aun cuando los precios hayan estado bajando.

El Consejo de la Juventud de España (CJE) denuncia que solo el 22,3% de los jóvenes han logrado independizarse mientras que el 25,5% de las personas de 30 a 34 años sigue residiendo todavía con sus padres. Solo el 10% de los jóvenes de 16 a 34 años con mayor nivel de ingresos podría acceder al alquiler de una vivienda sin riesgo de endeudamiento.

Pero, qué ayudas a la vivienda existen y cómo puedo acceder a ellas.

El Ministerio de Fomento ha aprobado las nuevas ayudas al alquiler, destinadas principalmente a facilitar el acceso a la vivienda a quienes tengan ingresos inferiores a 22.365 euros y paguen menos de 600 euros por el alquiler.

Para acceder a estas ayudas hay que ser titular de un contrato de vivienda en régimen de arrendamiento, que sea la residencia habitual y permanente del destinatario y que no supere ingresos de tres veces el IPREM (22.365,42 euros) que variará en función del número de personas que residan en el hogar.

Para solicitar las ayudas se debe acudir a las Oficinas de Vivienda de cada Comunidad Autónoma, ya que son éstas las que pondrán en marcha las distintas convocatorias.

Los inquilinos deben aportar la acreditación del depósito de la fianza para contratos firmados antes del 1 de junio de 2013, el original y la fotocopia de los recibos del alquiler pagados (hasta la fecha de solicitud de la ayuda) así como la vida laboral, DNI y número de cuenta bancaria. La ayuda se concede por doce meses prorrogables hasta 31 de diciembre de 2016.

Desde que se aprobó por el Ministerio de Fomento el nuevo Plan de Ayuda al Alquiler, se han destinado a Cataluña 344 millones de euros y 116 millones a Castilla-La Mancha. Se otorgarán también ayudas a la vivienda de alquiler protegido, para unidades de convivencia con ingresos entre 1,2 y 3 veces el IPREM (entre 8.946,17 y 22.365,42 euros al año). El precio del alquiler no podrá superar los seis euros mensuales por metro cuadrado útil. Así, un piso de 60 metros cuadrados no podrá superar los 360 euros de alquiler mensual.

Con estas ayudas se pretende impulsar el alquiler de vivienda en los más jóvenes convirtiéndose en una alternativa a la Renta Básica de Emancipación ya derogada.

"Algunas Comunidades Autónomas promueven ya sus propias ayudas a la vivienda al margen de este Plan Estatal, además a estas alturas aún no se han firmado los convenios entre Fomento y las Comunidades Autónomas", asegura Eduardo Gutiérrez de la asociación Provivienda.

En la Comunidad de Madrid todavía no se han aprobado las ayudas estatales para el alquiler. "Todavía no hemos sido convocados por el Ministerio, por lo que no disponemos de fecha", según fuentes de la Comunidad Autónoma de Madrid. Pero sí mantiene su propio Plan Alquila, donde la Comunidad de Madrid actúa de intermediación entre los propietarios e inquilinos en la gestión del contrato de la vivienda. También disponen de bolsa de vivienda de alquiler con opción a compra para menos de 35 años. Se dirige a quienes tienen ingresos superiores a 5,5 veces el IPREM, empadronados en Madrid y sin vivienda en Madrid.

Algunos municipios como el del madrileño de Las Rozas complementa para los menores de 35 años los contratos de la bolsa de vivienda dentro del Plan Alquila, a través de la Concejalía de Juventud, con una subvención para ayuda al alquiler de 150 euros por contrato firmado.

A la oferta de viviendas en alquiler y ayudas de las administraciones públicas se suman las que ponen en el mercado las obras sociales de las entidades financieras, como sucede en el caso de Caixabank y también instituciones como Cáritas y organizaciones sin ánimo de lucro como Provivienda.

Esta última va dirigida a colectivos de la sociedad más vulnerables en materia económica y de vivienda: inmigrantes, trabajadores sin contrato laboral o colectivos sociales. La Bolsa de alquiler en Madrid de la asociación ronda las 60 viviendas situadas en la periferia de la capital madrileña con una renta media mensual de unos 400 euros. Para poder acceder a ellas, el alquiler no debe suponer más del 35% de los ingresos netos de la unidad familiar. "Nosotros nos encargamos de avalar y asesorar a estos colectivos ante el propietario y actuamos de mediadores en caso de conflicto o impago, adelantando la renta" confirma Gutiérrez Sanz.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >