Bruselas insta al Gobierno a que suba el IVA y rebaje las cotizaciones sociales

La principal propuesta de Bruselas choca con lo anticipado por Hacienda para la reforma fiscal

El presidente de la Comisión Europea Jose Manuel Barroso.
El presidente de la Comisión Europea Jose Manuel Barroso.F. L. (Reuters)

La Comisión Europea quiere una subida del IVA y una rebaja de las cotizaciones sociales aderezada con un cambio en las modalidades de contratación. Los técnicos de Bruselas se suman así a la reclamación que el FMI hizo llegar la semana pasada y ponen, indirectamente, en tela de juicio la rebaja del impuesto de sociedades anunciada por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, el sábado.

Las divergencias entre el Ejecutivo comunitario y el Gobierno español no se quedan ahí. En su informe anual, publicado este lunes, la Comisión Europea considera optimista el cuadro macroeconómico en el que se sustenta el ajuste presupuestario español para rebajar el déficit del 6,6% de 2013 al 2,8% de 2016 (por debajo del 3% que fija el Pacto de Estabilidad y Crecimiento) y exhorta a España a llevar a cabo, antes de febrero de 2015, una "reducción sistemática del gasto" en todos los niveles de la Administración. Esta enésima vuelta de tuerca exigida va en la dirección opuesta a las pretensiones del equipo económico de Moncloa, que prevé una caída en el peso del gasto público únicamente porque crezca menos que la economía, sin mayores ajustes que los ya acometidos.

Más información
Recomendaciones de la Comisión Europea para España
Documento de trabajo de los técnicos
El FMI pide a España que suba el IVA y baje el tipo del impuesto de sociedades

En el plano recaudatorio, Bruselas emplaza al Gobierno de Rajoy a acometer una "reforma completa" que simplifique el sistema impositivo y traslade la imposición hacia tributos "menos distorsionadores". En concreto, los técnicos comunitarios sugieren incrementos en los impuestos que gravan el consumo (el IVA, fundamentalmente) o el deterioro del medioambiente (en clara alusión a los hidrocarburos). En ambos casos, la propuesta no es ninguna novedad respecto a ediciones anteriores del informe pero, en esta ocasión, la Comisión se muestra especialmente incisiva. "Queda margen para subir los impuestos sobre el consumo y mejorar su eficiencia ampliando la base del IVA", recalca al tiempo que insta al Ejecutivo español a reclasificar productos gravados con el tipo reducido (10%) al general (21%). En cuanto a los impuestos sobre el alcohol y el tabaco, Bruselas sigue hablando de "progresos globales limitados" pese al incremento aplicado hace un año.

Pese a ver con buenos ojos un hipotético descenso en el IRPF o en el Impuesto de Sociedades, el Ejecutivo comunitario reclama un aumento el tipo efectivo del impuesto de sociedades, en el 4% para grandes multinacionales, y pide eliminar "gastos ineficientes" en la recaudación de ambos tributos. En este sentido, cabe recordar que Bruselas siempre se ha mostrado partidaria de suprimir con carácter retroactivo la deducción por adquisición de vivienda.

En materia de reducciones fiscales, la Comisión centra sus reclamaciones —una vez más— en la reducción de las cotizaciones a la Seguridad Social con especial atención sobre los empleados con salarios reducidos. "Puede tener un impacto más inmediato sobre el empleo que una reducción del tipo del impuesto sobre la renta de las personas físicas", apunta el documento en clara alusión con una de las propuestas estrella de la reforma fiscal que hornea el Gobierno de Rajoy. Por último, el Ejecutivo comunitario dedica una línea a la lucha contra la evasión fiscal.

En el plano laboral, los técnicos de la Comisión recomiendan a España nuevas medidas para reducir la segmentación del mercado de trabajo, en particular reduciendo el número de tipos de contrato —"la diferencia entre los temporales y los indefinidos figura entre las más elevadas de la UE"—, garantizando un "acceso equilibrado" a los derechos en caso de despido y "reforzando" los requisitos de búsqueda de empleo para la percepción de subsidios. Asimismo, el Ejecutivo comunitario reclama que la evolución de los salarios reales sea "coherente" con el objetivo de creación de empleo y sugiere una mejora en la "eficiencia y orientación" de las políticas acticas de empleo, incluidas las bonificaciones que ofrecidas para la contratación.


Sobre la firma

Ignacio Fariza

Es redactor de la sección de Economía de EL PAÍS. Ha trabajado en las delegaciones del diario en Bruselas y Ciudad de México. Estudió Económicas y Periodismo en la Universidad Carlos III, y el Máster de Periodismo de EL PAÍS y la Universidad Autónoma de Madrid.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS