La inversión foránea sale de la fábrica y vuelve al ladrillo

Las operaciones extranjeras globales se estancan en 2013

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.
El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz.EFE

El dinero extranjero se reconcilió con España el año pasado. Lo que se ha repetido mil veces para los mercados financieros, por la mejora de los bonos y las letras, se ha manifestado también en la inversión directa en empresas, pero de forma más moderada y profundamente desequilibrada: mientras las tomas de posiciones se dispararon un 41,9% en banca y seguros y un 66,7% en actividades inmobiliarias, la inversión en la industria se hundió un 38,5%.

Los datos, publicados el jueves por la Secretaría de Estado de Comercio, revelan una tendencia poco alentadora, la pérdida de fuelle fabril en España de los últimos años, y también reflejan el apetito de muchos fondos por hacerse con activos del ladrillo a precio de ganga en el marco del proceso de reestructuración bancaria y saneamiento inmobiliario. Estos sectores representan prácticamente la mitad de todas las operaciones internacionales.

En global, las inversiones productivas (excluyendo las entidades de tenencias de valores) brutas aumentaron un 8,8%, hasta los 15.812, una cifra que excluye operaciones como la entrada en el capital de FCC por parte de Bill Gates, ya que los registros del Ministerio de Economía excluyen las tomas de capital en firmas cotizadas cuando no alcanzan el 10% del accionariado.

Si se incluyen las empresas de tenencias, las inversiones retrocedieron un 0,7% el año pasado, 19.484 millones de euros, pero las desinversiones sí experimentaron una mejora muy notable: la salida de 22.720 millones de capital de 2012 menguó hasta los 4.085 millones en 2013, de modo que el saldo de las inversiones netas pasaron del déficit de 2012 a un valor positivo de 15.398 millones.

Fente: Ministerio de Economía.
Fente: Ministerio de Economía.EL PAÍS

Por países, Holanda se situó como primer inversor extranjero, con 2.239 millones de inversión bruta, el 14% del total, mientras que España paradójicamente aparece como segundo inversor foráneo, con 1.955 millones, el 12,4% del total, porque este epígrafe inversiones que compañías españolas realizan a través de filiales en el extranjero, muchas veces como forma de obtener ventajas fiscales.

El secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, señaló que 2013 resultó “el cuarto mejor año” para España desde que hay datos y consideró los datos una muestra más de la recuperación de la confianza en la economía española.

HSBC: La recuperación de España va más rápido de lo esperado

La recuperación de la economía española se ha producido con mayor rapidez de lo esperado después de que la inversión y el consumo de los hogares lograran crecer en el último tramo de 2013 a pesar de las dificultades de acceso al crédito y la insuficiente mejoría del mercado laboral, según el HSBC. Por ello, el banco ha revisado al alza sus expectativas de crecimiento para España en 2014 y 2015 con un 0,7% y un 1,1%, cuatro y dos décimas más.

Con vistas al futuro, la entidad confía en que la clara mejoría de los mercados financieros se traduzca en una mejora de las condiciones de financiación mayor de lo estimado anteriormente y esto permita un repunte de la inversión. La recuperación llega, añade el HSBC, al sector bancario.

No obstante, el banco británico recuerda que el mercado laboral español apenas ha mejorado en el último año, mientras el endeudamiento de hogares y empresas sigue siendo todavía alto y la prácticamente inexistente inflación hace más duro el proceso de desapalancamiento, por lo que la demanda doméstica seguirá débil. De este modo, no espera que la tasa de paro de España baje del 26% hasta el segundo trimestre de 2015, cuando los expertos de la entidad británica estiman un nivel de desempleo del 25,8%.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50