Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sacyr reconoce la suspensión de las obras del canal por la falta de acuerdo

El consorcio insiste en que mantiene abierta la negociación, pero dice que Panamá lo rechaza

Asegura que ya han entregado a las autoridades de la vía una nueva propuesta

Gruas paradas en las obras del Canal, el 5 de febrero.
Gruas paradas en las obras del Canal, el 5 de febrero. REUTERS

El consorcio liderado por la española Sacyr y la italiana Impregilo ha reconocido este viernes que las obras de ampliación del Canal de Panamá están paralizadas ante la falta de acuerdo con las autoridades en relación a los sobrecostes y su negativa a seguir negociando. La confirmación llega dos días después de que los responsables del canal asegurasen que no había actividad sobre el terreno y después de que las propias empresas advirtiesen de que no contaban con liquidez para seguir pagando a los trabajadores, proveedores y subcontratistas. A este respecto, la suspensión de las obras deja en vilo a 10.000 trabajadores.

"A la espera de un acuerdo que funcione para la finalización de la obra, se han suspendido los trabajos en el proyecto debido a la negativa expresa de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP) de extender el protocolo de negociación dirigido a alcanzar una solución que permita la continuación y finalización de las obras", afirma el Grupo Unidos por el Canal (GUPC) en un comunicado remitido a la CNMV.

En el texto, las constructoras insisten en que, tal y como ya dijeron el miércoles, "continúan sus esfuerzos para encontrar una solución y llegar a un acuerdo con ACP". Para ello, recuerdan, "han entregado una nueva propuesta que recoge las inquietudes de la ACP al tiempo que proporciona los fondos necesarios para terminar la obra del Tercer Juego de Esclusas".

A este respecto, el grupo asegura que la ACP se negó a prorrogar el protocolo de negociación abierto a principios de este año para buscar un acuerdo que ponga fin a los problemas financieros que arrastra el proyecto, "y el protocolo expiró", añade. Por otra parte, Sacyr y sus socios revelan que las autoridades del Canal no han pagado una factura pendiente de 50 millones de dólares "a pesar de que todos los impedimentos existentes para que se realizara el pago han sido eliminados, ni tampoco ha buscado otra manera para ayudar en la financiación de los costes del proyecto necesarios para pagar los subcontratistas y los trabajadores".

La ruptura que escenificaron el miércoles las partes no parecía tan insalvable este jueves. Mientras fuentes de GUPC reiteraban su voluntad negociadora, la ACP afirmaba que esperaba que en las próximas horas las empresas plantearan una nueva propuesta para resolver la financiación de  sobrecostes que el consorcio cifra en 1.600 millones de dólares (1.200 millones de dólares), o bien le comunicaran su decisión de retirarse definitivamente del proyecto. Una fuente de la ACP informó de que los ejecutivos del consorcio —integrado, además de Sacyr, por la italiana Impregilo, la belga Jan de Nul y la panameña Constructora Urbana— “están mandando señas de que quieren mandar una propuesta”.

Más información