Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mayor inversor del mundo urge a la CNMV a reforzar el gobierno corporativo

BlackRock, la mayor gestora de fondos, envía al regulador bursátil una carta

Ofrece su apoyo a las reformas sobre gobernanza de las empresas pero sugiere más cambios

BlackRock, la gestora de fondos más importante del mundo, con sede en Estados Unidos, ha instado a España a que mejore el gobierno corporativo de las cotizadas para proteger a los inversores. Los responsables de gobierno corporativo de esta firma de inversión enviaron una carta el pasado 9 de enero dirigida al regulador bursátil, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que se encuentra inmerso en la revisión de la normativa de buen gobierno, para prestar apoyo a los planes iniciales de reforma, pero aprovecha sugerir algunos cambios más.

BlackRock gestiona en total capital de sus clientes para inversiones por valor de 3 billones de dóalres en todo el mundo (2,2 billones de euros aproximadamente), es decir, más de dos veces el PIB de España. "Como un importante inversor en España, BlackRock está muy interesado en que se garantice un régimen de gobierno corporativo sólido en el país, que proteja los intereses de nuestros clientes", solicita la gestora, que pide que la información sea adecuada para que los inversores puedan tomar decisiones.

Pide que al menos la mitad del consejo de las empresas de las compañías cotizadas esté formada por consejeros independientes, y no un tercio

Entre los cambios que solicita, la gestora pide que al menos la mitad del consejo de las empresas de las compañías cotizadas esté formada por consejeros independientes, y no un tercio, tal y como baraja exigir la CNMV con la reforma de buen gobierno. Considera que aumentar el número de consejeros independientes "ayudaría a reequilibrar el poder dentro de las juntas", especialmente en los casos en los que los cargos de rpesidente y consejero delegado recaen sobre la misma persona.

"La independencia del consejo es actualmente un problema en España", coincide Rob Hardy, director europeo de Gobierno Corporativo en JP Morgan Asset Management. Considera, sin embargo, que España ha hecho progresos en los últimos años en áreas tales como el número de mujeres en los consejos. "No considero que haya en España más problemas que en Francia, desde el punto de vista de la gobernanza", valora.

Entre los cambios que la CNMV está impulsando, el anteproyecto de ley incluye la exigencia de que las grandes operaciones en las cotizadas, como compras o fusiones, reciban luz verde de la junta de accionistas si supone más del 25% de sus activos en balance. Además, se reduce del 5% al 3% el capital social necesario para ejercer los derechos de minoría. Se reduce el número máximo de acciones que se podrían exigir para poder asistir a la junta desde el 1 por 1.000 a 1.000 acciones. También se establece que las asociaciones de accionistas deberán inscribirse en un registro especial en la CNMV y el cumplimiento de una serie de obligaciones contables y de información.