Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pierde mano de obra en 2013 a marchas forzadas

La población activa se reduce en 267.900 personas frente a 2012, su mayor caída de la serie

Los problemas en el empleo sacan del mercado a 73.400 personas en el cuarto trimestre

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez.
La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez. EFE

El número de personas sin empleo en España bajó en 2013 por primera vez desde 2007, lo que sin duda es positivo. Sin embargo, si se atiende a las causas de este descenso, el optimismo se diluye ya que la mejora se explica exclusivamente por la contracción récord de la población activa. Según la EPA que ha publicado este jueves el INE, el total de personas en edad y disposición de trabajar se redujo en 267.900 durante el ejercicio, lo que supone el mayor descenso anual de la serie histórica, que arranca en 1976.

Tras el recorte, el número de personas activas baja a 22,6 millones, con lo que regresa a niveles de principios de 2008. La persistente reducción de la mano de obra, que lleva ya siete trimestres consecutivos a la baja, se explica por los problemas que hay actualmente en España para encontrar un empleo. Por culpa de las dificultades, los inmigrantes optan por irse del país y los jóvenes intentan alargar los estudios o deciden buscar oportunidades fuera, con los problemas que ello supone en términos de capital humano para España. 

El retroceso de la población activa responde tanto a una minoración de la población mayor de 16 años (19.300 personas) respecto al tercer trimestre, como a una disminución de la tasa de actividad. Esta tasa se reduce 0,16 puntos, situándose en el 59,4%, que es la más baja también desde 2008 tras la paulatina caída que acumula en los últimos dos años.

El fenómeno, además, se intensifica con el cierre del año, aunque esto suele ser habitual dada la estacionalidad que tienen los movimientos demográficos. En concreto, el descenso entre octubre y diciembre es de 74.000 personas con respecto al tercer trimestre, el doble que el contabilizado en verano.

Más información