La debilidad de la UE contrasta con el crecimiento consolidado de EE UU

La primera potencia crece al 1,6% en el tercer trimestre, mientras la UE se queda en el 0,1%

La economía de Estados Unidos se recupera mucho más rápidamente que la europea, sentando unas bases sólidas para su salida de la crisis. En el tercer trimestre de 2013, el país norteamericano creció un 1,6% respecto al mismo período de 2012 y un 0,7% frente al trimestre anterior. En la Unión Europea, el crecimiento fue sólo del 0,1% respecto al mismo período del año anterior y el 0,2% si se compara con la tasa del anterior trimestre.

La separación entre la UE —incluida la zona euro— y Estados Unidos se hace cada vez más evidente. Mientras el ritmo de recuperación en el Viejo Continente se modera y sufre contratiempos, en EE UU sube de forma constante y su economía da las señales más positivas de la economía global.

La UE también queda lejos de otras potencias económicas, aunque sus datos están más ajustados y el margen de error es menor. El martes se conocía que el PIB de Japón crece en este mismo período al 1,9%. Aunque de momento es una cifra inalcanzable para los países europeos, en el escenario japonés es un mal dato: marca una significativa desaceleración desde el empujón del 3,8% que registraba en el segundo trimestre de este año. Sin embargo, los analistas citados por la televisión estadounidense CNBC señalan que es probablemente una ralentización “temporal”.

China, la economía mundial con el desarrollo más rápido, crece un 7,8% más que hace un año. El primer ministro Li Kenqiang, apuntaba a principio de este mes que China necesitaba expandirse por lo menos al 7,2% para mantener la tasa de empleo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS