Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Montoro dice que “no es el momento” de tratar la fiscalidad de las Sicav

El ministro de Hacienda cree que el asunto debe tratarse dentro de la reforma fiscal de 2014

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, ha pedido aplazar el debate sobre el tratamiento fiscal de las Sociedades de Inversión de Capital Variable (Sicav), que según aseguraron el lunes fuentes del Ministerio de Hacienda a varios medios de comunicación, seguirán tributando al 1% en el impuesto de sociedades. Montoro ha asegurado que el tema será analizado dentro de la reforma tributaria que, ha recordado, se llevará a cabo a principios del año que viene.

Desde Hacienda sostienen que las 3.035 Sicav registradas en España tributan de manera acorde con el resto de países europeos y advierten que una variación al alza del tipo impositivo provocaría fugas de capitales hacia otros territorios. Y este martes Montoro ha insistido en esa idea. En una entrevista con la televisión pública catalana TV3, el ministro ha explicado que las Sicav, —el instrumento de las grandes fortunas para gestionar su patrimonio— se deslocalizan muy fácilmente y que es mejor que estén en España porque su operativa genera trabajo y actividad.

Precisamente el PSOE había reclamado durante su Conferencia Política del pasado fin de semana elevar la tributación de las Sicav, fijar un porcentaje de participación máximo para cada inversor y limitar el período en que las plusvalías no liquidadas están exentas de tributar.

Desde el departamento de Cristóbal Montoro reiteran que elevar el tipo de las Sicav solo llevaría a una fuga de capitales. Además, destacan que la nueva obligación de informar de cuentas, bienes y valores en el extranjero ha provocado que contribuyentes españoles declaren hasta 87.698 millones situados fuera de España.

Línea antifraude

El ministerio también ha explicado estos días detalles del plan contra el fraude fiscal, con especial atención a las tarjetas de crédito extranjeras. La Oficina Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) ha pedido información relativa a tarjetas de crédito y débito de cuentas abiertas en el extranjero con las que se han realizado pagos en establecimientos situados en España. Una vez recibida, analiza qué contribuyentes deben ser investigados a fondo, y ha concluido que el 50% pueden haber cometido fraude fiscal.

El ministerio ha utilizado en los últimos meses medidas inéditas para combatir la evasión de impuestos. El pasado 30 de octubre, 660 funcionarios irrumpieron en 270 sucursales bancarias para embargar 542 cajas de seguridad de contribuyentes con deudas con Hacienda. Si los afectados rechazan abrir las cajas delante de un funcionario de Hacienda, la Agencia Tributaria reclamará una autorización judicial y fuentes tributarias aseguran que ya han logrado el visto bueno de los jueces en algunos casos. Si el contribuyente abona la deuda, la caja de seguridad no se abrirá.

La ley contra el fraude fiscal también prohibió los pagos en efectivo superiores a 2.500 euros. Hasta la fecha, se han iniciado 545 expedientes sancionadores. También se suprimió el régimen de módulos –régimen simplificado de tributación para autónomos y microempresas– para todos los contribuyentes que facturaran más del 50% de sus operaciones con otras empresas. Hasta el momento, 9.591 contribuyentes han tenido que abandonar este régimen fiscal. La inspección fiscal ha realizado 20.446 visitas presenciales a empresas, locales o viviendas, y hay un plan específico para detectar pisos alquilados que no se declaran. Existe un plan específico para detectar pisos en régimen de alquiler que no se declaran.