Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La mejora de la deuda española atrae a los inversores extranjeros

El dinero invertido en bonos y letras desde el exterior toca su nivel más alto desde enero de 2012

El dinero invertido por los extranjeros en deuda soberana española tocó en septiembre su nivel más alto desde principios de 2012, según los datos que ha actualizado esta semana el Tesoro Público. Este incremento tuvo lugar en paralelo al aumento del total de deuda en circulación, pero también mientras la prima de riesgo del país mejoraba. Este indicador cerró el noveno mes del año con una rebaja de 17 puntos básicos, hasta los 251 puntos básicos o 2,51 puntos porcentuales. Ahora, el sobreprecio exigido a los bonos españoles frente a los alemanes está por debajo de los 240 puntos básicos.

A cierre de septiembre, los inversores extranjeros tenían en su poder 252.185 millones de euros en títulos del Tesoro, un máximo desde enero del pasado año. Con respecto a agosto, este dato supone un avance del 3% o 8.000 millones de euros. Sin embargo, frente al conjunto de la deuda pública, las letras y bonos en manos foráneas se reduce hasta el 37,4% del total. 

En cuanto al aumento de la financiación, el Tesoro ha vuelto a los mercados este jueves para colocar 4.034 millones de euros, en una subasta de bonos y obligaciones donde ha aprovechado la mejora de la confianza en España para bajar los tipos. En el caso de los bonos a 10 años, el recorte ha permitido al instituto emisor pagar el interés más bajo desde mayo de 2010 por financiarse.

En concreto, el Tesoro ha colocado 2.378,83 millones de euros en la subasta de bonos a cinco años, con un tipo medio del 2,871%, frente al 3,059% de la emisión anterior, y una demanda que ha superado en 1,9 veces la oferta (2,5 veces en la subasta previa). El tipo marginal, situado en el 2,889%, es el más bajo desde 2009.

En obligaciones a diez años, los inversores han destinado 1.148,13 millones de euros, con una rentabilidad del 4,164%, también por debajo del 4,269% de la subasta previa. La demanda, en este caso, ha superado en 2,6 veces la oferta (2,0 veces la emisión anterior). El tipo marginal ofrecido del 4,176% también es el más bajo de los últimos cuatro años.

La demanda ha superado ampliamente lo finalmente adjudicado y se ha colocado por encima de los 8.600 millones de euros, mostrando que los mercados mantienen la confianza sobre la economía española, que en el tercer trimestre del año dejó atrás la recesión.