Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Guindos: “Leemos los informes del FMI pero tenemos nuestra propia ruta”

El ministro defiende la hoja del ruta del Gobierno frente a las propuestas del Fondo

El ministro español de Economía, Luis de Guindos, en Washington.
El ministro español de Economía, Luis de Guindos, en Washington. EFE

“La recuperación es tenue, suave, modesta, pero es recuperación”. El ministro de Economía, Luis de Guindos, sacó ayer pecho de los esfuerzos y avances logrados por España en el último año y aseguró que las previsiones del Gobierno “son más optimistas que las del Fondo Monetario Internacional” para los próximos años que en esta asamblea de otoño han fijado una salida muy plana de la recesión: fijan el crecimiento de 2014 en el 0,2% y en 2018 en no más del 1,2%. El responsable de Economía defendió que lo importante es la mejora de esta revisión y reiteró que para el año que viene se espera, aunque “ligera”, una creación neta de empleo para el año que viene.

Reconoció, no obstante, que la reducción de empleo “intensa” en España requiere unos avances del PIB entre el 2% y el 3%. Por eso el FMI cree que la tasa de desempleo, ahora por encima del 26%, seguirá en el 25% dentro de cinco años.

El Gobierno no tiene una fecha para una mejora de calado pero, en la recta final de la asamblea del FMI y de la reunión de ministros del G-20, que si España sigue con sus reformas y ganando competitividad, el salto cualitativo en empleo llegará. Preguntado por las insinuaciones desde el FMI de que una agenda más agresiva adelantaría la solución de algún los problemas como la reducción de deuda, sin descartar una rebaja de pensiones, el ministro fue contundente: “Leemos los informes del FMI pero el Gobierno tiene su propia hoja de ruta y ha demostrado que está sacando a España de la crisis, cosa que algunos no creían hace unos meses”. “Estuvimos al borde del colapso”, dijo.

También, como hizo este verano, la propuesta del FMI de rebajar los salarios un 10% en el plazo de dos años a cambio del pacto social para crear empleo. “No estoy de acuerdo con bajar los salarios un 10%, es una simplificación, la economía española es la que más competitividad ha ganado en Europa en los últimos años y la evolución debe seguir siendo la productividad”, dijo en Washington, en la recta final de la asamblea del FMI y la reunión de ministro del G-20.

Guindos echó balones fuera al ser preguntado por si los sueldos habían bajado ya en España, algo que constatan las estadísticas y el propio presidente, pero que el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, negó, lo que le llevó luego a ser desmentido empresas y sindicatos. “Las estadísticas están ahí, son interpretables”, apuntó, y explicó que cada una se basa en distintos parámetros, pero resaltó en todo caso la mejora de la competitividad.

En cuanto a las pruebas de resistencia a las que se enfrenta la banca europea, explicó que el Ejecutivo reclamará que se usen los mismos criterios que en el examen que España hizo a su sector en 2012 y recalcó la conveniencia de utilizar también una auditoría externa que refuerce la credibilidad.