Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda investiga 2.170 expedientes por superar el límite de pagos en efectivo

El ministro de Hacienda asegura que en lo que va de año se han producido 17.000 verificaciones tributarias

La Agencia Tributaria ha iniciado 2.170 expedientes para analizar denuncias por vulnerar el tope legal de pagos en efectivo, limitado desde noviembre de 2012 en operaciones de más de 2.500 euros cuando una de las partes sea empresario o autónomo, según ha detallado hoy el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.

En el transcurso de una interpelación en el Congreso del grupo parlamentario catalán para favorecer el afloramiento de economía sumergida, Montoro se ha mostrado abierto a apoyar esta iniciativa de destapar la economia sumergida en función y ha invitado al resto de las formaciones políticas de la Cámara a que se planteen sumarse.

El ministro ha explicado además que gracias a las leyes contra el fraude del Gobierno, en materia recaudatoria en 2013 se han tramitado 8.016 expedientes de derivación de responsabilidad y se han adoptado 1.942 medidas cautelares. Además, el número total de verificaciones previstas de cumplimiento de obligaciones tributarias es de unas 17.000, de las que a 31 de agosto, los miembros de la Agencia Tributaria habían realizado casi 10.000 visitas.

Las actuaciones de mayor novedad son visitas orientadas al análisis de medios de pago en efectivo incumpliendo la limitación, visitas a comunidades de propietarios dirigidas a la detección de irregularidades en prestadores de servicios, especialmente cuando se han realizado obras de rehabilitación, y controles sobre alquileres no declarados, ha subrayado Montoro.

El ministro pidió, además, este miércoles que se incremente la conciencia social con respecto a los perjuicios del fraude fiscal y la economía sumergida para acabar con ideas como la de que "vivimos en una sociedad donde tener una inspección de Hacienda es enviarte a los demonios".

El titular de Hacienda manifestó está idea en el Congreso de los Diputados con motivo de una interpelación de CiU, en la que pide al Ejecutivo medidas para luchar contra la economía sumergida como que se articule algún tipo de mecanismo que permita estimar su evolución.

Montoro defendió que las visitas de los inspectores de la Agencia Tributaria deberían verse "con absoluta normalidad", como comprobaciones del estado de las personas jurídicas o físicas en el cumplimiento de sus obligaciones tributarias. En la misma línea, defendió que "una Persona que tiene un establecimiento abierto no tiene que hacer ninguna venta sin IVA". "Es una acción que vemos repetidamente en España y a la que muchos ciudadanos acuden con normalidad", reprochó. "Hay que erradicarlo y hacer algo en términos de conciencia social porque defraudar supone menos recursos para los servicios públicos de los ciudadanos", continuó.

En referencia a Gibraltar, afirmó que "no es admisible que convivamos con paraísos fiscales en la UE" ya que esto provoca, según el punto de vista del ministro, que una parte de la UE no comparte informaciones básicas sobre sus claves tributarias con el resto de sus socios y el Reino de España. Por todo ello, valoró la iniciativa política de CiU y pidió al Congreso que "muestre su compromiso" en la lucha contra el fraude fiscal y en el afloramiento de la economía sumergida. Por último, sostuvo que "difícilmente encontraremos un Gobierno más comprometido, en el corto tiempo transcurrido, en la lucha contra el fraude fiscal".