Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lo que Pemex tiene fuera de México

La petrolera mexicana posee 28 empresas en el extranjero para comercializar, transportar y transformar hidrocarburos desde la década de los 80

Una plataforma de Pemex en el Golfo de México. Ampliar foto
Una plataforma de Pemex en el Golfo de México.

Petróleos Mexicanos (Pemex) también está en Estados Unidos, Suiza, España, Holanda, Irlanda y Reino Unido. En medio del debate por la propuesta de reforma energética planteada por el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, en la que la iniciativa privada podría invertir en la exploración, explotación y manejo de los hidrocarburos, se ha discutido sobre la capacidad que las empresas extranjeras tendrían para introducirse en el sector energético, dominado desde hace 75 años por la petrolera estatal. Sin embargo, desde la década de los 80, Pemex tiene un carácter internacional, la compañía mexicana ha fundado filiales en más de siete países en el mundo y desarrolla algunas de sus tareas de transformación de hidrocarburos en el extranjero. Hasta ahora suman 28 empresas.

El caso más sobresaliente es la refinería Deer Park en el Estado de Texas, resultado de la alianza de Pemex a través de su filial PMI Norteamérica con la subsidiaria Shell Oil Company de la holandesa Shell. Desde febrero de 1993, ambas compañías se aliaron en partes iguales para fundar la sexta refinería más grande de Estados Unidos, que posee una producción de 340.000 barriles diarios, y de la que se obtienen importantes productos que se comercializan en México. También está PMI Service North America, Inc. la empresa fundada en Estados Unidos y dueña del poliducto que va de Matamoros (México) a Brownsville (Texas). Pemex también tiene el 50% de participación en Texas Frontera LLC para asegurar el transporte de hidrocarburos de Deer Park hacia México. Y además está la creación de Pasco Terminals, Inc. una compañía encargada del manejo de azufre en Florida.

A estas instalaciones se le suman otras empresas encargadas de la comercialización en el extranjero de los hidrocarburos, algunas de ellas con sedes tan inusuales como las Islas Caimán y Bahamas, según indica Pemex en su página web. Estas empresas filiales son fundadas bajo las leyes de los países donde se crean y tienen una residencia fiscal en el extranjero. Sólo algunas empresas como PMI Trading Limited o MGI Gas International tienen sus obligaciones fiscales en México. La senadora de izquierda, Dolores Padierna, ha señalado que estas filiales violan la Constitución al generar riqueza en el extranjero a partir de los bienes nacionales y fuera de la vista de las autoridades mexicanas. La legisladora ha asegurado que ganancias por 430.000 millones de pesos (unos 33.000 millones de dólares) no llegan a las arcas de la Hacienda mexicana.

El director de Pemex, Emilio Lozoya, manifestó en una entrevista al diario económico Wall Street Journal, que como parte de un ambicioso plan para contrarrestar las pérdidas de la petrolera, aunado a la reforma energética, la compañía estatal busca fundar una nueva empresa para la extracción de petróleo en aguas profundas y gas de esquisto en Estados Unidos, una actividad en la que México apenas debutó en 2010. "Pemex lanzará una nueva compañía que trabajará en los campos de gas y crudo de esquisto en Estados Unidos y en el sector de aguas profundas también de Estados Unidos.", ha dicho Lozoya.

La intervención de Pemex en otros países no es nueva. Hay casos tan recientes como el de 2011 en el que la petrolera mexicana, a través de su filial Pemex Internacional España S.A., aumentó su participación en la española Repsol. La alianza industrial por 10 años aumentó su participación hasta el 9,8%. En un documento entregado a la Comisión del Mercado de Valores de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés) para dejar claras sus intenciones, Pemex señaló su interés por conocer las técnicas de Repsol para la extracción de petróleo en aguas profundas. “El interés de Pemex en una futura cooperación con Repsol se justifica por la necesidad crítica de Pemex de desarrollar la pericia tecnológica, conocimientos y experiencia en la perforación en aguas profundas, y no por un deseo de invertir recursos en exploración y producción fuera del territorio mexicano”, explicaba la petrolera mexicana.