Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno se enfrenta a Bruselas por la legalidad de las ayudas al sector naval

El ministro de Industria advierte de que la decisión de la UE deja en el aire 80.000 empleos

La UE obliga a devolver los fondos del 'tax lease' y Soria exige a la Comisión que rectifique

Protesta de los trabajadores del naval de Vigo. Ampliar foto
Protesta de los trabajadores del naval de Vigo. EFE

El ministro de Industria, José Manuel Soria, ha afirmado este jueves que el Gobierno "espera y desea" una rectificación por parte de Bruselas para que España no tenga que devolver las ayudas navales, pues de confirmarse este extremo se hará un daño "irreparable e irreversible" al sector y a la economía del país. Soria ha respondido así a las declaraciones previas del vicepresidente de la Comisión Europea, Joaquín Almunia, que ha confirmado que se tendrán que devolver los 2.800 millones en ayudas concedidas a través del sistema tax lease.

Según ha señalado Soria a través de un comunicado difundido por su Ministerio, la devolución de la ayudas concedidas bajo este sistema hasta junio de 2011, que en esencia conllevaba importantes deducciones fiscales a las empresas por invertir en el naval, implicaría la destrucción de 80.000 empleos. Además, ha defendido que el sector naval es un "sector competitivo que ha hecho un enorme esfuerzo por modernizarse".

Para el resto de la economía, ha añadido Soria, también sería "muy malo" porque hay otros sectores económicos que han recibido desgravaciones fiscales y "que podrían estar en riesgo con una decisión de esta naturaleza". Además, ha continuado, supondría un trato discriminatorio "con lo que ha ocurrido en el sector naval de otros países", en clara referencia a Francia.

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, ha dicho este jueves que propondrá a la Comisión Europea que la devolución de las ayudas corra a cargo de los grandes inversores que participaron en la financiación de los buques con ventajas fiscales, así como de los armadores que compraron los buques a un precio inferior al del mercado. Además, solicitará que los astilleros queden exentos de la devolución.

Desde el Gobierno gallego, comunidad que agrupa a la mayor parte de esta industria, el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, se ha negado a aceptar el "comentario de café" de Almunia como una comunicación oficial. Además, ha manifestado su deseo de que "se piense dos veces" la propuesta final puesto que devolver las ayudas supondría "mandar a la UVI" y firmar "el acta de defunción" del sector.

Más información