La economía de Estados Unidos crece un 2,4% en el primer trimestre de 2013

La primera revisión arroja un dato inferior al previsto condicionado por el gasto público

La segunda lectura del dato de crecimiento de EE UU ha confirmado el repunte de la actividad que ha registrado la primera potencia mundial al inicio del año tras rozar el estancamiento en el tramo final de 2012. La revisión del Departamento de Comercio recoge ahora en una tasa anualizada del 2,4% del PIB, frente al débil avance del 0,4% del cuatro trimestre. Pese a esta mejora, en cualquier caso, una décima menos de lo proyectado hace un mes.

El indicador está en línea con la previsión de Wall Street. A la espera de una última revisión, muestra que el consumo privado, del que depende dos tercios de la economía, tuvo un comportamiento mejor de lo esperado en el primer trimestre. Avanzó un 3,4%, dos décimas más que en la primera estimación publicada hace un mes y casi el doble que a final de 2012.

Es el ritmo de crecimiento del consumo más alto en dos años. También contribuyó positivamente el sector inmobiliario, con un avance del 12,1% en la inversión residencial. En cuanto a las empresas, el gasto en equipamiento y material informático se moderó al 4,6% frente al 11,8% del cuarto trimestre, en otra muestra de cómo incertidumbre en los planes de inversión.

El indicador refleja claramente el impacto de la austeridad fiscal en el rendimiento de la economía. El gasto público cayó un 4,9%, en lugar del 4,1% anunciado hace un mes. También se revisó a la baja el crecimiento de las exportaciones, del 2,9% inicial a solo un 0,8%. Pero en el caso de la balanza comercial, compensó que las importaciones subieran un 1,9% en lugar de un 5,9%.

Wall Street se pregunta si EE UU será capaz de aguantar este ritmo de crecimiento en el segundo trimestre, pese a estar por debajo del potencial. Los datos son mixtos. Los indicadores de confianza y de vivienda son sólidos, mientras que los de actividad en el sector manufacturero y servicios muestran debilidad. La Reserva Federal opina que es necesario mantener el estímulo.

La previsión de la Fed es que este año se crezca a una media del 2,5%. Aunque la economía y el consumo parecen resistir mejor de lo esperado el embiste de la austeridad, se cree que el crecimiento se moderará en la segunda mitad del ejercicio cuando el recorte del gasto público se haga notar más. De hecho, el ajuste presupuestario entró en vigor el pasado mes de marzo.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS