Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Portugal sufre 27 meses de descensos ininterrumpidos

El PIB portugués retrocedió en el primer trimestre de 2013, un 0,3% y en 12 meses el 3,9%

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho
El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho EFE

La economía portuguesa sigue arrastrándose y encadena ya 27 meses de recesión ininterrumpida. Ahora, los datos reflejan que el PIB portugués retrocedió, en el primer trimestre de 2013, un 0,3%, algo menos que lo que cayó a finales de 2012: un 1,8%. En 12 meses, y este es el dato que prefieren resaltar los especialistas portugueses, la economía lusa ha retrocedido un brutal 3,9%.

Las causas hay que buscarlas, según los expertos, en la caída de un consumo que agoniza desde hace mucho tiempo, debido a que las familias, flageladas por subidas de impuestos, como la acaecida este año y por cortes continuos y crecientes en los salarios y pagas extras, ya hacen bastante con llegar a fin de mes sin gastar más de la cuenta. Como consecuencia de todo esto, el paro se ha disparado hasta llegar a un 17,7% y crecerá aún más, superando el 18%. El Gobierno, empeñado en cumplir con el déficit comprometido, tiene ya anunciado un plan que ahorrará al Estado cerca de 4.800 millones de euros en tres años que consistirá, sobre todo, en rebajar aún más los sueldos a los funcionarios y en tasar las pensiones a los jubilados. Lo que, previsiblemente, afectará aún más al consumo.

Así, los cálculos del Ejecutivo portugués (y de la troika) no son muy optimistas en materia de crecimiento y avisan de que el PIB caerá, en conjunto, un 2,3% este año. Pero después, ya en 2014, la maltrecha economía lusa comenzará, poco a poco, a remontar, según el ministro de Finanzas, Vítor Gaspar. La oposición, encabezada por el Partido Socialista portugués (PS) no se lo cree, recuerda que otras previsiones gubernamentales han errado y pidió un cambio de política.

Más información