El déficit del Estado baja al 1,63% del PIB

La recaudación cae y aumentan los gastos, pero el desajuste no es tan grande como en 2012

El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro.EFE

El Estado registró a cierre del mes de marzo un déficit equivalente al 1,63% del PIB, 17.092 millones de euros, lo que supone un descenso con respecto al mismo periodo de 2012, cuando el desfase presupuestario de la Administración Central alcanzó el 1,95%. Este recorte ha tenido lugar pese a que las dos patas de la contabilidad nacional, los ingresos y los gastos, empeoran, pero no tanto como durante el pasado año. El dato también se ve condicionado por el diferente calendario y la modificación en los plazos de las devoluciones por IVA, lo que había disparado el balance la ejecución presupuestaria de los dos primeros meses del año.

Respecto al mes anterior el déficit ha caído un 27,46%, ya que hasta febrero el desequilibrio presupuestario del Estado ascendió a 23.561 millones. No obstante, hay que recordar que todavía es muy pronto para sacar conclusiones sobre la evolución del déficit. A este respecto, en abril el Estado tiene importantes ingresos por los impuestos que se pagan trimestralmente.

El total de los ingresos no financieros antes de descontar la participación de las administraciones territoriales, alcanzó los 41.999 millones, un 9% menos que en el primer trimestre de 2012. En este apartado, la recaudación por impuestos bajó un 8,3%, hasta los 36.242 millones. El recorte, explica Hacienda, es "consecuencia del importante aumento de las devoluciones" tras aplazar las correspondientes a los últimos meses de 2012 para maquillar el dato de déficit de 2012. Sin embargo, al final, Bruselas obligó a computar estos pagos dentro del pasado ejercicio.

En cualquier caso, si se corrige el distinto ritmo de realización de las devoluciones en ambos años, los ingresos impositivos homogéneos aumentan en el primer trimestre un 1,1%, destaca el departamento que dirige Cristóbal Montoro, que atribuye esta evolución "al impulso de las medidas normativas" y a las actividades de control.

Del otro lado, de los gastos, los pagos no financieros del Estado alcanzaron los 42.984 millones, lo que representa un incremento del 3,8% en términos interanuales. El motivo de ello es el repunte en un 18,1% de los gastos derivados de la deuda y por el aumento de las transferencias a la Seguridad social, que suben en un 47,2%, hasta superar los 6.000 millones.

Por otra parte, si se atiende a los datos de contabilidad nacional difundidos este martes por el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, en términos de caja, que registra ingresos y los pagos cuando efectivamente se han realizado, el déficit llegó en marzo a 18.841 millones, el 1,79% del PIB frente al 1,22% del mismo mes de 2012.

En todo el año, según las últimas previsiones macroeconómicas del Gobierno, el déficit de la administración central del Estado debería ascender al 3,7% del PIB (el de la Seguridad Social al 1,4%, el de las CCAA al 1,2% y el de las corporaciones locales a cero) para conseguir un objetivo conjunto del 6,3% del PIB.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50