Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El beneficio del Santander cae un 26% por la caída generalizada de márgenes

Latinoamérica y Reino Unido son las unidades que más lastran el resultado

Las provisiones bajan un 6% y la morosidad sube al 4,76%

El banco mantiene el dividendo en acciones este año y deja las opciones abiertas para el futuro

El beneficio del Banco Santander ha caído un 26% en el primer trimestre del año, hasta 1.205 millones, pese al menor esfuerzo en coberturas contra la morosidad y los activos inmobiliarios. El resultado empeora en la mayor parte de los mercados, con Latinoamérica y Reino Unido como mayor lastre. El descenso del beneficio se debe esta vez al deterioro de los márgenes por la caída generalizada de ingresos y no al esfuerzo en provisiones. Esa negativa evolución operativa ha sido castigada por los inversores en Bolsa, donde las acciones del Santander han sido hoy de las que más han caído del Ibex 35, un 2,35%.

Pese a la caída general de márgenes, el banco subraya que el resultado triplica al obtenido en el cuarto trimestre de 2012 y su presidente, Emilio Botín, se muestra optimista: “El beneficio de 2013 será muy superior a los 2.295 millones de 2012, después de cuatro años en los que hemos realizado saneamientos por 60.000 millones, reforzado nuestro capital en 20.000 millones y fortalecido nuestra base de depósitos en 233.000 millones”. "Este nivel está lejos de nuestro potencial", ha reconocido el consejero delegado del banco, Alfredo Sáenz, en una presentación ante analistas. Sáenz no prevé grandes cambios en los próximos meses, pero sí una recuperación progresiva a lo largo del año.

Fuente: Banco Santander.
Fuente: Banco Santander.

El banco señala que los resultados del primer trimestre de 2013 muestran una tendencia positiva con respecto al trimestre anterior y un perfil menos favorable si se compara con el mismo periodo del año pasado. "Esto es consecuencia de que el periodo enero-marzo de 2012 fue el mejor del año en resultados, ya que dicho ejercicio fue de más a menos, al contrario de lo que se espera para 2013. De hecho, el resultado obtenido en el primer trimestre ya representa el 53% del beneficio generado en todo 2012", explica.

Los ingresos caen un 9%, hasta 10.290 millones. "Esta caída está ligada a la desaceleración de las principales economías, al descenso de los tipos de interés (que están en mínimos históricos en euros y en reales de Brasil, libras y dólares), así como al hecho de que el grupo ha dado preferencia a mantener altas posiciones de liquidez", explica la entidad.

Por su parte, los costes descienden mucho menos, un 1%, hasta 4.996 millones. "Estos costes están absorbiendo las inversiones realizadas en nuevos proyectos comerciales y el aumento de capacidad instalada en determinadas áreas. Aún no recogen las sinergias de las dos principales integraciones que tiene en marcha el grupo en España y Polonia", recapitula el banco.

Fuente: Banco Santander.
Fuente: Banco Santander.

Con ello, el beneficio antes de provisiones cae un 15%, hasta 5.294 millones. Y aunque las provisiones, de 2.919 millones entre enero y marzo, son las más bajas de los últimos cinco trimestres y descienden un 6% con respecto a hace un año, no es suficiente para compensar el deterioro de los márgenes.

Más depósitos y menos crédito en España

El conjunto de créditos netos del grupo asciende a 723.814 millones de euros y representa un 109% de los depósitos más pagarés (663.381 millones). Antes de la crisis, en diciembre de 2008, esa relación era del 150%, con 626.888 millones en créditos y 420.229 millones en depósitos. A cierre del primer trimestre de este año, los créditos netos caen un 3% y los depósitos suben un 6% si se compara con los saldos de cierre de marzo de 2012.

Banco Santander cerró el primer trimestre en España con 197.464 millones de euros en depósitos, a los que habría que sumar 10.153 millones en pagarés, y 176.462 millones en créditos, con una caída del 3% en el crédito bruto y un aumento del 20% en los depósitos. En el trimestre ha captado 10.200 millones de euros en depósitos. El crecimiento de los depósitos de Banco Santander en el último año ha permitido ganar 2,3 puntos de cuota de mercado en España. Los depósitos y pagarés minoristas ya superan a los créditos en más de 31.155 millones de euros. "Esta evolución es consecuencia de dos factores: el fuerte proceso de desapalancamiento de la economía española y el crecimiento de los depósitos de Banco Santander, pese a que en el conjunto del mercado descienden", indica la entidad.

"El mercado nacional está distorsionado por los procesos de reestructuración y creemos que es una magnífica oportunidad para captar clientes", ha explicado Alfredo Sáenz, que también ha señalado que se está produciendo cierto trasvase hacia las entidades más solventes, una huida hacia la calidad, según ha dicho. La tendencia a abaratar el coste para el banco de esos depósitos que ya se empieza a notar va a continuar en los próximos trimestres, según el consejero delegado.

Venta de 4.500 viviendas

La tasa de morosidad del grupo se sitúa en el 4,76%, lo que supone 0,22 puntos más que el trimestre anterior. La morosidad apunta hacia una estabilización. En Brasil se mantiene la tasa en el 6,9%, en el resto de Latinoamérica crece una décima, hasta el 3,7%, en Reino Unido y Estados Unidos baja una décima, hasta el 2,0% y 2,2%, respectivamente. En España, la morosidad se sitúa en un 4,1%, tres décimas más que en diciembre pasado. Dicha ratio no incluye la mora de las actividades inmobiliarias discontinuadas que asciende al 56,3%, 2,2 puntos más que un trimestre antes.

El volumen total de los activos de las actividades inmobiliarias discontinuadas en España asciende a 11.936 millones de euros, netos de provisiones, lo que supone un 47% menos que hace un año. En el primer trimestre de este año se han vendido 4.500 viviendas. El importe de los créditos netos asciende a 6.844 millones y el de inmuebles adjudicados a 3.656 millones, tras realizar dotaciones por un importe que representan el 51% y el 53%, respectivamente.

Por mercados, el beneficio atribuido cae en todos los relevantes salvo España, donde crece un 2,5% tras dejar la parte inmobiliaria fuera del cómputo. El principal lastre dentro de las áreas operativas es la caída del 18,2% del resultado atribuido en Latinoamérica, donde el beneficio baja de 1.207 a 988 millones. La caída es generalizada en Brasil (-22,3%), México (-18%) y Chile (-21%). En Reino Unido, el resultado atribuible cae un 23%, de 291 a 224 millones. En Europa Continental, la mayor caída es de Portugal (-34,3%), donde el banco ya solo gana 21 millones. El retroceso es menor, del 2,4%, en Estados Unidos.

Venta de la gestora de activos

Con respecto a las posibles salidas a Bolsa de filiales, el consejero delegado del Santander, Alfredo Sáenz, ha dicho que la única salida a Bolsa que está estudiando, aunque sin una decisión tomada final ni de calendario ni de precio, es la de la financiera de consumo (principalmente de automóviles) en EE UU (SCUSA). El banco también tiene planes de ceder parte de su unidad de gestión de activos para dar entrada a otros socios.

En cuanto a la política de dividendos, al ser preguntado por la posibilidad de volver al dividendo en efectivo, Sáenz ha explicado que este año se dará la opción del dividendo en acciones (scrip dividend) en los cuatro pagos que suman 0,60 euros por acción y que para el año próximo simplemente no hay ninguna decisión tomada al respecto, con lo que la pregunta era prematura. "Se decidirá en su momento", ha señalado. Es decir, para el plazo en que hay decisión tomada, el banco mantiene el dividendo en opciones. Para el futuro, deja abiertas todas las opciones.

En la conferencia con analistas, Sáenz ha denunciado las diferencias de criterio entre supervisores que impiden una comparación adecuada entre los bancos de diferentes países. Los criterios, ha asegurado, son más exigentes en España para medir el capital tanto en el cómputo de activos ponderados por riesgo como en el uso de modelos internos. El Santander ha señalado que si se aplicaran los criterios menos agresivos de otros países europeos, el ratio de capital principal (core capital) mejoraría entre 0,9 y 1,5 puntos, es decir, pasaría del 10,7% al 11,6%-12,2%. El banco va a publicar en su página web un informe analizando esta situación que han encargado los bancos españoles a la consultora Oliver Wyman.

Los analistas también han preguntado sobre las expectativas del banco de un nuevo real decreto sobre provisiones. "No hemos recibido ninguna comunicación del Banco de España sobre esto. Todo lo que se dice son puras especulaciones", ha contestado Alfredo Sáenz, que ha señalado que el banco ha hecho un esfuerzo muy fuerte en provisiones y que no cree que sea necesario reforzarlas.

"Estamos tocando fondo", ha añadido Sáenz sobre la evolución económica en España. Ha explicado que aunque la caída del producto interior bruto será del orden del 1,5%, el perfil va mejorando y se espera un ligero crecimiento en el cuarto trimestre del año. El consejero delegado del Santander ha puesto el acento en la corrección de la balanza de pagos y otros "signos clarísimos de mejora". Aun así, Sáenz considera que "el crédito no va a crecer" pese al "esfuerzo" de los bancos y del Gobierno.