Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno reclama contención en la revisión de los salarios con el IPC de 2012

La inflación cierra el año con un avance del 2,9% por la subida de impuestos

El dato servirá a 2,5 millones de trabajadores para actualizar sus sueldos

El índice a impuestos constantes muestra un alza de apenas el 0,9%

La tasa sin energía ni alimentación aumenta más del objetivo oficial del 2%

Imagen de un mercado. Ampliar foto
Imagen de un mercado. EFE

La inflación cerró el año en el 2,9%, muy por encima del objetivo oficial que, por imposición de Bruselas está en el 2%. El repunte de los precios cogió fuerza en el último tramo de 2012 por la subida del IVA, las tasas universitarias y el copago farmacéutico. De hecho, el índice que el INE elabora a impuestos constantes, que permite apuntar cuál hubiera sido el comportamiento de los precios sin tener en cuenta la fiscalidad, apenas avanza un 0,9%.

Para el Gobierno, el dato del 2,9% refleja la ausencia de "tensiones inflacionistas" en la economía gracias a la moderación salarial. Eso sí, para que esta situación se mantenga, el secretario de Estado de Economía, Fernando Jiménez Latorre, ha pedido que se "minimicen" las prácticas de indexación, entre las que se encuentra la vinculación de los salarios al IPC, tanto en la Administración pública como en las empresa privada. El dato de diciembre es el que se utiliza para determinar la subida salarial del año siguiente en algunos convenios colectivos y en otros es la referencia para compensarles por la desviación del IPC previsto a principios del ejercicio.

Sin embargo, cada vez son menos los acuerdos que incluyen las llamadas cláusulas de revisión o de garantía salarial. En concreto, en 2012 cayeron al 32% del total con 836 convenios. Según datos aproximados, solo se benefician de ellas 2,5 millones de asalariados, el 41% del total de trabajadores que tienen sus condiciones laborales fijadas por convenio.

El dato de diciembre que ha publicado este martes el Instituto Nacional de Estadística coincide con el de noviembre y con la cifra avanzada el pasado día 2. En comparación con el mes precedente, la variación mensual del IPC se situó en el 0,1%. Sin embargo, el incremento de lo que los hogares gastan en su cesta de la compra y en sus actividades del día a día contrasta con el paulatino debilitamiento del consumo de las familias y la entrada del país en su segunda recesión desde 2009, lo que debería tirar hacia abajo de los precios.

En este sentido, la inflación subyacente —que excluye la variación de los precios de los alimentos frescos y la energía, los más volátiles— disminuyó solo dos décimas y sigue en niveles relativamente altos con un 2,1%. Esta tasa de inflación subyacente, que es el índice que mejor recoge el impacto de la demanda, también es incompatible con una economía en recesión como la española y donde el consumo está en franco retroceso. De hecho, supera por sí sola el objetivo oficial.

A lo largo de 2012, la inflación se movió entre el 1,9% y el 3,5%. Los picos más altos se alcanzaron en septiembre y octubre (3,4% y 3,5%, respectivamente) tras la entrada en vigor de la subida del IVA y el encareimiento de otros productos, como los medicamentos. Con vistas al futuro, el incremento de tarifas de algunos servicios básicos que se ha registrado con la entrada del nuevo año a buen seguro que seguirán tirando hacia arriba de los precios en los próximos meses. A este respecto, Jiménez Latorre se ha mostrado confiado en que "se vaya corrigiendo el efecto escalón" provocado por el IVA y el copago sanitario, lo que se traduce en que espera que empiecen a bajar a partir de la primera mitad del año.

El pasado mes de noviembre, el IPC bajó hasta el 2,9% gracias al respiro que se dieron las petroleras en la subida de las carburantes y ahí se ha quedado al cerrar el ejercicio. Pese a esta desaceleración, el Gobierno decidió no compensar a los pensionistas por la desviación de la inflación sufrida en 2012 tras semanas de debate. Las pensiones subieron un 1% en enero del pasado año, con lo que han registrado una pérdida de poder adquisitivo de 1,9 puntos porcentuales.

Por comunidades, la tasa interanual de inflación sube sólo en dos: Cantabria, donde el IPC aumenta al 3,6% y la Comunidad Valenciana, en la que el IPC avanza un 3,0%. En ambos casos supone un repunte de una décima. Por el lado contrario, Madrid y Navarra son las dos autonomías donde más se frena el crecimiento de los precios frente a noviembre. En la primera se reduce el ritmo de crecimiento de los precios en tres décimas, hasta el 2,5%, y en la segunda, en dos décimas, hasta el 2,7%. Por su parte, la comunidad que cerró el año con la tasa de inflación más alta fue Cataluña, con un 3,6%.

Además, el INE también ha publicado esta mañana el Indice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA), que se situó en diciembre en el 3%, la misma tasa que se registró en noviembre.

Funcas prevé que el IPC caiga del 2% en la segunda mitad de 2013

La tasa de inflación interanual se mantendrá por encima del 2% durante la primera mitad de este año, pero descenderá por debajo de este nivel desde junio, cuando desaparezca el efecto escalón que ha generado la subida de impuestos, especialmente del IVA, en 2012, según la Fundaciónde las Cajas de Ahorros (Funcas).

Su previsión es que al cierre de 2013, la inflación se sitúe en el 1,5%, con un promedio del 1,9% para el conjunto del año. En un escenario alcistas para el precio del petróleo, la inflación esperada por Funcas en diciembre se sitúa en el 2%, con una tasa media anual del 2,3%, mientras que en un escenario alternativo de descenso del precio del crudo, dichas tasas serían del 1,1% y del 1,7%, respectivamente.