Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas dará 70 millones a una planta solar con biomasa de I+D de Acciona

El proyecto fue desestimado en 2010 por el Gobierno frente a uno que apoyaba EE UU

Ninguna planta de captura y almacenamiento de CO2 tendrá fondos comunitarios

Una central termosolar con tecnología de torre.
Una central termosolar con tecnología de torre.

La Comisión Europea financiará con hasta 70 millones de euros una planta piloto de Acciona y Sener en Alvarado (Badajoz) que pretende hibridar energía termosolar y biomasa. El proyecto ha sido elegido como uno de los 23 proyectos innovadores de renovables que apoyará la UE con el dinero conseguido de las subastas de CO2. El programa, denominado NER300, buscaba principalmente financiar proyectos de captura y almacenamiento de CO2, pero no ha sido posible porque las empresas han retirado sus proyectos. Con el precio de la tonelada de CO2 hundido, no salen los números.

El proyecto de Acciona y Sener incluye una central termosolar de 50 megavatios con tecnología de torre y almacenamiento en sales fundidas e hibridada con una de biomasa de otros 50 megavatios que quema residuos agrícolas y forestales. Ya hay termosolares con centrales de gas para dar respaldo y evitar que la producción de energía se interrumpa, pero ninguna totalmente renovable. La inversión estimada es de 400 millones, aunque fuentes del sector muestran sus dudas de que con la actual moratoria a nuevas instalaciones con prima impuesta por el Gobierno del PP se pueda llevar a cabo. Así que si Industria no le da acceso a las primas, España puede perder la financiación europea y deberá explicarlo en Bruselas.

Este proyecto ya fue desestimado dentro de un concurso de I+D en renovables convocado por el Gobierno español en 2010. Entonces ganó una planta en la que participaba la estadounidense Solar Reserve, a favor de la que había mediado la embajada de EE UU, según revelaron los cables del Departamento de Estado a los que tuvo acceso Wikileaks. Acciona recurrió a la Audiencia Nacional el concurso, ya que obtenía mejor puntuación en tecnología y en la oferta económica, pero perdió por el apartado administrativo, en el que la otra planta tenía más avanzados los papeles. La planta de Solar Reserve, en la que participa la española Preneal, sigue atascada, según fuentes del sector.

Otros proyectos españoles, como el parque eólico marino que la Generalitat de Cataluña impulsa frente a Tarragona se cayeron antes de la convocatoria.

El resultado, que la Comisión prevé anunciar el lunes, no cumple el principal objetivo del programa: financiar proyectos experimentales de captura y almacenamiento de CO2, una tecnología aún inviable pero que Bruselas consideraba fundamental para contener las emisiones.

Entre los adjudicatarios figura con 264,5 millones de euros un proyecto de captura de ArcelorMittal en Florange, aunque la empresa anunció hace unos días que no construiría la instalación. En 2011, Endesa retiró del programa NER300 un proyecto en León.

No es solo que la captura y almacenamiento de CO2 no haya evolucionado tan rápido como se esperaba, sino que el precio de la tonelada de CO2 se ha hundido, lo que dificulta estos proyectos. La tonelada de CO2 en la UE cerró ayer a 6,75 euros, muy por debajo de los 20 para los que se diseñó el sistema de comercio europeo.

Francisco Ramos, responsable de Energía de Ecologistas en Acción, destaca que el resultado de NER300 “es un duro golpe para los promotores de los proyectos de captura de CO2 y para los organismos que aún sostenían el futuro de un carbón limpio, que creemos que no es la alternativa. No parece que la captura a corto plazo sea viable”.