Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Bolsa acentúa sus pérdidas ante las dudas sobre el crecimiento económico

El Ibex amplía sus pérdidas y cierra en 7.652,4 puntos, con una caída del 1,06%

La prima de riesgo cae hasta 418 puntos

Los mercados han iniciado una jornada, festiva en España, con la misma tónica de retraimiento de los últimos días, ensombrecidos por la falta de datos económicos que apuntalen la confianza en la recuperación. Además, por encima de todo ello, la expectativa de que el Gobierno español está cada vez más cerca de hacer oficial la petición de una línea de crédito preventiva a los fondos europeos de rescate, paso previo obligatorio para que el Banco Central Europeo (BCE) active su programa de compra de bonos, las denominadas Operaciones Monetarias Directas (OMT por sus siglas en inglés), en los términos expuestos el pasado 6 de septiembre por Mario Draghi, presidente del emisor del euro. El mero anuncio de este plan ha mantenido a raya las primas de riesgo española e italiana.

El Ibex ha abierto la sesión con un leve retroceso, pero ha remontado y durante la mañana ha mantenido unas leves ganancias. Por la tarde, sin embargo, entraba en pérdidas que se han ido acentuando hasta llevar al indicador a 7.652,4 puntos al cierre, lo que supone una caída del 1,06%. Abengoa (-4,17%), Bankia (-3,44%) y Mediaset (-2,5%) han sido los valores con mayores pérdidas, mientras Indra (+2,06%), Enagas (0,95%) y Banco Popular (+0,64%) se han anotado las mayores subidas.

La prima de riesgo, exceso de rentabilidad que los inversores exigen al bono español a 10 años respecto al alemán, que ayer terminó en 426 puntos básicos, hoy ha subido hasta 429 en la apertura, para luego relajarse hasta 417 (4,17 puntos porcentuales) al final de la jornada. El tipo de la deuda pública con vencimiento en 2022 ha escalado hasta el 5,781% en la apertura, pero luego cedía al 5,625%. El diferencial italiano ha terminado en 354 puntos tras cerrar ayer en 352.

Las plazas europeas se han teñido de rojo, a pesar de que se ha sabido que la producción industrial en la Eurozona creció inesperadamente en agosto un 0,6% respecto a julio, cuando se esperaba una contracción del 0,4%.

Londres ha cedido un 0,62%, París un 0,72%, Fáncfort un 0,68% y Milán un 0,78%.

El último dato de confianza de los consumidores en Estados Unidos, según el indicador que elaboran Thomson Reuters y la Universidad de Michigan, refleja una mejora inesperada en octubre, cuando se esperaba un empeoramiento en este parámetro. Sin embargo, no ha sido suficiente para compensar las dudas sobre la economía mundial que hoy ha verbalizado la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde. En una entrevista con la BBC ha recordado que el crecimiento de las economías avanzadas es "tibio" y que las dos principales áreas de incertidumbre son la zona euro y Estados Unidos.

El FMI, que celebra su asamblea anual en Tokio esta semana, ha rebajado sus previsiones de crecimiento de la economía mundial para el año que viene. Este foro ha sido escenario de un enfrentamiento entre la directora gerente de la institución y el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schaeuble. La primera ha propuesto dar más tiempo a países como España o Grecia para que reduzcan sus déficit presupuestarios, a lo que se ha opuesto el segundo, aun reconociendo que se ha hecho un "importante avance" en la superación de la crisis de confianza en Europa.

Daniel Victory, operador de Capital Spreads, definía así el sentimiento de los mercados a Bloomberg: "La preocupación sobre el estado de la economía mundial, en primera línea esta semana, junto con el sentimiento negativo acerca de una ralentización en China y la negativa expectativa que se está acumulando ante temporada de anuncio de resultados empresariales y el precipicio fiscal en Estados Unidos, la visibilidad en las Bolsas a corto plazo sigue llena de nubes, por decir lo mínimo".

Más información