Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS PREVISIONES DEL FMI

Los recortes frenan el crecimiento más de lo que se creía

La austeridad pasa factura sobre la economía

El Tesoro español, quinto con mayor necesidad de fondos

El presidente, Mariano Rajoy, y el primer ministro italiano, Mario Monti, en Malta el 5 de octubre de 2012
El presidente, Mariano Rajoy, y el primer ministro italiano, Mario Monti, en Malta el 5 de octubre de 2012 EFE

Malas noticias para los partidarios acérrimos de las políticas de austeridad. Los últimos estudios muestran, según el Fondo Monetario Internacional (FMI), que el efecto de los recortes y ajustes sobre el crecimiento es mayor de lo que se creía hasta ahora. Con el corolario de que si los ajustes frenan más la economía, acaban siendo menos efectivos para reducir el déficit a corto plazo, pues lo que se gana por un lado se pierde en parte por otro.

El estudio de 28 países realizado por el FMI llega a la conclusión de que el llamado multiplicador fiscal a corto plazo (es decir, el impacto sobre la economía de los aumentos y reducciones de gastos y de impuestos) no es de 0,5 veces, sino de entre 0,9 y 1,7 veces. Es decir, un plan de ajuste de un punto del producto interior bruto (PIB) puede provocar un menor crecimiento o mayor descenso de la economía de 0,9 a 1,7 puntos del PIB.

Los economistas del FMI consideran que ese mayor impacto se debe a la situación económica actual, a una política monetaria constreñida por los tipos cercanos a cero (que dificultan un estímulo mayor por esa vía para compensar los ajustes) y al hecho de que las políticas de austeridad se estén llevando a cabo simultáneamente en numerosos países.

Vencimientos y financiación

Japón y Estados Unidos serán los dos países que necesiten captar más fondos en el mercado para cubrir sus vencimientos y financiar el nuevo déficit el año próximo. En ambos casos, los mercados están abiertos para sus títulos de par en par. Pagan rentabilidades cercanas a cero por su deuda a corto plazo y tipos de interés muy bajos para los plazos más largos, pese a que tienen un déficit y una deuda muy superiores a los de España.

Tras las dos endeudadas superpotencias, los siguientes países con mayores necesidades de fondos (en relación con el tamaño de su producto interior bruto) son ya los países con problemas en los mercados: Italia, Portugal y España. El Fondo subraya que España e Italia han ido acortando la duración media de su deuda con emisiones a más corto plazo para tratar de aminorar el coste de financiación. Esa tendencia puede continuar, dado que el propósito del Banco Central Europeo es comprar deuda de menos de tres años de plazo de vida residual en el mercado secundario para aquellos países que pidan el rescate y cumplan las condiciones. La mera expectativa de que lo haga ya ha provocado que las rentabilidades caigan más en los plazos más cortos.

Más información