Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alza del IPC sitúa en 5.000 millones el coste de compensar las pensiones

La inflación llega al 3,5% en tasa anual, el mayor nivel desde mayo de 2011, según avanza el INE

La subida del IVA contribuye a elevar en ocho décimas el IPC en un mes

Rajoy elude decir si asume la paga compensatoria a jubilados por el deterioro de las pensiones

Con este IPC, se pagarían 2.500 millones por el desvío y otros 2.500 millones para consolidarlo

Fuente: INE
Fuente: INE

La subida del IVA, en vigor desde principios de mes, empieza a dejarse notar en la evolución de los precios del consumo. Y de qué manera. Según acaba de desvelar el Instituto Nacional de Estadística, la inflación anual llegó en septiembre al 3,5%, ocho décimas más que en agosto. Es el mayor nivel desde hace 16 meses. "Este resultado es consecuencia de la subida generalizada de los precios en la mayoría de las parcelas", dice el INE en la escueta nota con la que acompaña la publicación del primer avance sobre cómo se comportaron los precios en septiembre. Una peculiar forma de referirse a que el salto de la inflación se debe al aumento de impuestos aprobado por el Gobierno para rebajar el déficit público.

Pero la escalada del IPC tiene una segunda lectura, nada positiva, para las arcas públicas. En noviembre, el Gobierno debe revisar si la subida de las pensiones este año (un 1%) se adecua a la inflación. Corregir esa desviación, con los niveles actuales, implicaría un sobrecoste record de, al menos, 5.000 millones de euros para la Seguridad Social: 2.500 para corregir la pérdida de poder adquisitivo este año y otros 2.500 para consolidar esa subida en la nómina de las pensiones a partir de enero. Y los expertos dan por hecho que la repercusión del IVA aportará alguna décima más a la variación anual del IPC en los dos próximos meses.

El Gobierno ya se ha visto obligado a recurrir al Fondo de Reserva para pagar las pensiones del último tramo del año, ante la falta de ingresos suficientes por cotizaciones. Y, ayer, en la presentación de los Presupuestos, dejó en el aire qué hará a finales de año. Entretanto, deben celebrarse las elecciones autonómicas en Galicia, País Vasco y Cataluña. Y los jubilados son una parte esencial del electorado. Eso sí, la cuantía del desvío hace cada vez más difícil pagar la revalorización a los pensionistas sin adoptar nuevas medidas, que el Ejecutivo tampoco ha desvelado.

El aumento, en el que también pesan los precios de los carburantes y el alza de las tasas universitarias, es mayor de lo que auguraban la mayoría de los expertos para este primer mes tras el incremento del IVA. El Gobierno decidió elevar del 18% al 21% el tipo general, el tipo reducido del 8% al 10%, además de dejar de tratar varios bienes y servicios a ese tipo para incorporarlos al gravamen general. El impacto teórico de esa medida podía llevar a elevar la inflación en dos puntos porcentuales, pero los analistas contaban con que los empresarios no repercutirán en sus márgenes el alza fiscal, dada la debilidad del consumo.

Aún así, el alza en este primer mes casi duplica los pronósticos de la mayoría de servicios de estudios que hacen predicciones sobre los precios. La Fundación de Cajas de Ahorros anticipaba que la repercusión del alza fiscal en el IPC no pasaría de cinco décimas en este mes de septiembre. Y el Instituto Flores de Lemus contaba con que la inflación rondara el 3% a finales de año.