Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
SEGURIDAD SOCIAL

El Gobierno afirma que actualizará las pensiones por “la subida de la vida”

Santamaría deja en el aire la revalorización de las prestacionespor el desvío de la inflación

Vídeo: Atlas

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha declarado esta mañana que "las pensiones se van a subir y se van a ajustar a la subida de la vida". Con esta afirmación, la número dos del Ejecutivo sigue sin confirmar si las prestaciones de los pensionistas se actualizarán para corregir la desviación del Índice de Precios al Consumo. Esta revalorización, que supone un coste de 2.000 millones anuales, está prevista por la ley, pero tanto Bruselas como el BCE han presionado al Gobierno para que deje de aplicarla por el riesgo que supone para las cuentas de la Seguridad Social, por lo que Santamaría sigue guardándose sus cartas sobre una decisión que afecta a 8,9 millones de españoles.

Según las previsiones de los analistas, la inflación cerrará noviembre, mes de referencia para fijar la desviación de las pensiones, en torno al 3%, dos puntos porcentuales por encima de la subida del 1% aprobada por el Gobierno a principios de 2012.

Junto a la revalorización por el IPC que ha dejado en el aire este martes Santamaría en una entrevista a la cadena Ser, también está por ver si el Ejecutivo volverá a aprobar una subida adicional de las pensiones para 2013. No obstante, es difícil que pueda optar por aplicar las dos medidas por el recelo de las autoridades europeas y el impacto que tendría este incremento del gasto público en los mercados. Cada décima porcentual de incremento de las pensiones supone aumentar el desembolso en pensiones en poco más de 100 millones de euros. El presidente, Mariano Rajoy, se limitó a afirmar el viernes que las pensiones subirán en 2013. Solo eso. No dijo cuánto.

El incremento de los gastos en pensiones, independientemente de cuál sea la decisión final del Ejecutivo sobre la desviación del IPC, ya supera las previsiones fijadas en los Presupuestos de 2012. Hasta septiembre, la Seguridad Social destinó 7.444,1 millones de euros a pagar las prestaciones contributivas, lo que supone un 4,4% más que en el mismo mes de 2011, según datos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

En estos nueve meses, el Estado ya ha abonado 66.330 millones a las pensiones contributivas y, de mantener la tendencia hasta final del ejercicio, el gasto en pensiones se irá sobre los 103.000 millones frente a los 101.953 millones presupuestados, lo que supone una desviación de unos 1.000 millones difíciles de asumir para las arcas de la Seguridad Social, debilitadas por el auge del paro y la caída de ingresos por cotizaciones derivada de este deterioro del mercado laboral. De hecho, en 2011, el sistema cerró en déficit por primera vez desde que dejó de financiar completamente la sanidad pública, en 1999.

Bajando al detalle de los datos publicados esta mañana por Empleo, la pensión media de jubilación se situó en 950,16 euros al mes, un aumento del 3,4 % con respecto al mismo mes del año pasado. En cuanto a la pensión media del sistema, que comprende las distintas clases de pensión (jubilación, incapacidad permanente, viudedad, orfandad y a favor de familiares), fue de 832,46 euros al mes, un incremento interanual del 3,1 %.

En septiembre, el número de pensiones contributivas de la Seguridad Social fue de 8.942.282, lo que representa un crecimiento interanual del 1,3 %. Más de la mitad de las pensiones son por jubilación, 5.346.074; 2.324.748 son de viudedad; 943.297 por incapacidad permanente; 289.753 de orfandad y 38.410 a favor de familiares.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información