Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los mercados aplauden el estímulo monetario de la Reserva Federal

El Ibex cierra con un alza del 2,75% y se sitúa en 8.154,5 puntos

La prima de riesgo termina en 407 puntos tras caer durante el día bajo los 400

Paneles informativos de la Bolsa de Madrid.
Paneles informativos de la Bolsa de Madrid.

El presidente de la Reserva Federal regaló ayer a los mercados buenos argumentos para el optimismo y hoy los inversores han reaccionado con euforia tanto en renta fija como variable. El banco central estadounidense inyectará liquidez en la economía hasta que mejore sustancialmente la situación del mercado laboral mediante la compra de títulos con garantía hipotecaria, a razón de 40.000 millones de dólares al mes. Además, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha asegurado ante sus socios del euro, durante la reunión de ministros de Finanzas de la zona euro que ha comenzado hoy en Nicosia, que se anunciarán nuevas reformas estructurales este mismo mes de septiembre. Los mercados anticipan que, en unas semanas, el Gobierno español se acogerá a un programa de ayuda europea que dé pie a la compra de deuda española por parte del Banco Central Europeo (BCE), modalidad que anunció Mario Draghi, presidente de la institución emisora del euro, el pasado 6 de septiembre.

La Bolsa española ha llegado a subir hasta un 3,72% a una hora del cierre, con lo que el indicador ha marcado un máximo en el día de 8.231 puntos. Al final de la sesión se ha colocado en 8.154,5 puntos, lo que supone una subida del 2,75% respecto a su cierre de ayer. Todos los valores del Ibex, salvo OHL (-0,91%) y Mediaset (-0,67%) se han anotado ganancias, encabezadas por ArcelorMittal (+9%), Sacyr Vallehermoso (+7,63%) y Acerinox (+7,15%). Fuera del Ibex, destaca el alza del 14,34% que se ha anotado Banesto.

En el mercado de deuda soberana, la presión sobre el bono español a 10 años se ha mantenido prácticamente estable y la prima de riesgo, rentabilidad extra que los inversores le exigen respecto al alemán, que consideran un producto seguro, transitaba ligeramente sobre los 400 puntos básicos tras llegar a caer a primera hora a 394 (3,94 puntos porcentuales). Se ha colocado en 407 puntos al final de la sesión, con lo que registra idéntico cierre que ayer. Esta medida de la confianza de los inversores en la solvencia de un país ha vuelto a niveles que no registraba desde el pasado abril.

El diferencial italiano, que ayer cerró en 345 puntos, ha caído hasta 326 puntos pero ha terminado en 331.

La divisa europea ha mantenido la escalada de días anteriores y, tras empezar la sesión en 1,2991 dólares, ha llegado a cambiarse a 1,3169, cotización que no tocaba desde principios de abril

Las Bolsas europeas también han participado del entusiasmo alcista. Londres ha subido un 1,51%, París un 1,92%, Fráncfort un 1,54% y Milán un 2,18%.

El banco central estadounidense se comprometió ayer a seguir actuando hasta ver "la consolidación de una mejora sostenida en el mercado laboral", según declaró Bernanke. No cuantificó ningún objetivo, pero señalo que "lo que hemos visto en los últimos seis meses no es". La tasa de paro en Estados Unidos el del 8,1% y refleja que la recuperación en la primera economía del mundo es muy frágil aún, tres años después del final de la recesión que siguió al estallido de la crisis de las hipotecas basura y la quiebra de Lehman Brothers.

El emisor del dólar, además de las nuevas compras de títulos con garantía hipotecaria, mantendrá su programa anterior para alargar el vencimiento de la deuda soberana en su balance (comprando títulos a largo plazo y vendiendo simultáneamente a corto) hasta final de año.

La medida anunciada ayer es la tercera expansión cuantitativa (quantitative easing en inglés) que pone en marcha la Reserva Federal desde 2008. Los bancos centrales de todo el mundo se han visto obligados a recurrir a este tipo de instrumentos de política monetaria no convencionales, dado que el bajísimo nivel de los tipos de interés no les deja margen para inyectar liquidez en el sistema financiero cuando es preciso.

La Reserva Federal también se comprometió a mantener los tipos oficiales en niveles "excepcionalmente bajos" hasta mediados de 2015, no solo hasta finales del año que viene, que era el compromiso formulado hasta ahora. El tipo de los fondos federales, precio de los depósitos a un día en el mercado interbancario, se mantiene entre el 0% y el 0,25% desde diciembre de 2008.

Más información