Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varias firmas lácteas aceptan pagar una multa de 30 millones

Las empresas pactan con Bruselas la sanción en la Audiencia Nacional

Más de una veintena de empresas lácteas, entre ellas las más importantes del sector, pagarán una multa de 26 millones por comercializar leche negra, la producida cuando se ha superado la cuota marcada por Bruselas. La cantidad responde a un pacto entre las compañías y el Fondo Español de Garantía Agraria (FEGA) y la Comisión Europea, que será quien la cobrará. La multa puede llegar hasta los 30 millones, una vez se analice a las empresas más pequeñas.

Con esta sentencia se pone fin a un contencioso que ha llegado hasta la Audiencia Nacional, en el que, además, el Ministerio de Hacienda reclamaba cuatro millones de euros por el impago del IVA de 1997 a 2000.

El proceso se inició hace años a raíz de dos denuncias presentadas en la Audiencia Nacional por el FEGA en 2002 y 2005. El Fondo les acusaba a varias empresas de comercializar leche negra entre 1995 y 2006. En aquellos años, la cuota de producción disponible para España se situaba en una media de 5,5 millones de toneladas y la penalización por litro de leche era de 0,28 euros litro. Extraoficialmente se consideraba que el volumen de leche comercializado en ese periodo podría suponer una multa superior a los 250 millones de euros. Entre las empresas implicadas en las actuaciones estaban las más grandes (Puleva, Pascual o Central Lechera Asturiana).

Los fuertes controles del FEGa han eliminado la comercialización de leche negra o fuera de cuota. No obstante, la demanda española, unos nueve millones de toneladas, supera la cuota actual, 6,4 millones.